Economía

De compras seguras por la red

Con el comercio electrónico cada vez más en auge, son muchas las personas que se lanzan a la compra a través de las muchas páginas de internet en vez de ir a las tiendas físicas, es decir, prefieren la compra digital al comercio tradicional. Pero una vez realizada la compra, o cuando se va a realizar, entran algunas dudas: ¿Son seguras las páginas? ¿A dónde va a parar el número de la tarjeta de crédito?

 

Es cierto que con el desarrollo del comercio electrónico también han surgido los timos y estafas a través de internet, pero las grandes empresas invierten mucho dinero en mantener sus páginas seguras. Empresas como Amazon, Ebay o páginas a través de las que se puede realizar la transacción, como Paypal, son entidades totalmente seguras para comprar.

El 90% de las plataformas de comercio electrónico, sobre todo aquellas que son muy conocidas, tienen contratado un directorio virtual que, en definitiva, se trata de un datáfono como el de una tienda tradicional, pero de manera online. De tal forma que al meter el número de tarjeta, no está dentro del formulario de la propia tienda, sino que es redirigido a una plataforma del banco con el que trabaja la entidad. Así, el número de tarjeta está en un lugar totalmente seguro.

De ello se aprovechan algunas páginas: crean una página de pago muy similar a la del banco y al meter los datos, les llega a ellos directamente. Juan Barbero, responsable y marketing en la empresa salmantina Pixel Innova explica que “muchas veces es la entidad bancaria quien avisa al usuario del timo, porque este no se da cuenta”.

Entonces, ¿cómo saber si estamos comprando de forma segura?

[pull_quote_left]Si necesitas Consultoría tecnológica / Desarrollo web / Diseño y producción audiovisual /Desarrollo a medida / Servicios cloud / Marketing digital, SEO y SEM
Puedes contactar con Pixel Innova en el email info@pixelinnova.com o en el 923 927 982[/pull_quote_left]Con las páginas conocidas no hay problema, porque son plataformas muy seguras. Las dudas vienen con páginas menos conocidas. Con ellas es importante tener cuidado y fijarse en el tipo de página donde se están metiendo los datos. Un ejemplo es la barra de dirección, donde aparece el “http”: en una página donde se va a llevar a cabo una transacción segura aparecería “https: www”: esa “s” detrás de la triple ‘w’ es muy importante, ya que nos indica que es un sitio seguro y que los formularios que se rellenen dentro de esa web navegan de forma encriptada.

Además, también es muy importante revisar donde se están metiendo los datos bancarios: tener un poco de sentido común y no sospechar, no ver nada raro en la página y que sea de confianza… Un ejemplo muy claro es al pagar: cuando te redirigen al banco hay que fijarse bien en la dirección de arriba (la URL): “que si es del banco BBVA la dirección sea esa, y no por ejemplo “BBA” que es con lo que juegan este tipo de timadores, ponen direcciones muy parecidas a las del banco o ponen algo por delante o por detrás para que la gente piense que está realmente en el sitio del banco cuando no es así”, aclara Barbero.

También es importante saber que la mayor parte de las tarjetas de crédito cuentan con un seguro: hasta cierto importe te pueden devolver el dinero si por lo que sea eres estafado en alguna página de internet. Pero Barbero afirma que “fijándose y teniendo un poco de cuidado al comprar, normalmente no hay problemas”.

Texto: María López San Juan

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close