De la sombra a la luzLocal

Los romanos empedraron Salamanca

 

Jesús Málaga, presidente del Centro de Estudios Salmantinos, y La Crónica de Salamanca inician una serie de reportajes sobre monumentos, rincones, rutas y lugares ‘escondidos’ de nuestra ciudad bajo el título de: Salamanca, de la sombra a la luz

 

Terraplen fósil que delata la estructura de la vía romana junto a la carretera de Aldeatejada y el arroyo del Zurguén. FOTO. Libro. Vías Romanas en Castilla y León.
Terraplen fósil que delata la estructura de la vía romana junto a la carretera de Aldeatejada y el arroyo del Zurguén. FOTO. Libro. Vías Romanas en Castilla y León.

Hace cuatro años, -fue en noviembre de 2013-, el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León intervinieron en distintos elementos patrimoniales existentes, creando una propuesta museográfica en el espacio público de la zona del Arroyo Zurguén, entre Aldeatejada y el Puente Romano, que compagina el uso recreativo con la divulgación cultural de restos arqueológicos y etonológicos.

Ese proyecto se contempló para conmemorar el XXV aniversario de la entrada de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y fue ratificado por los dos grupos municipales que estaban en el Ayuntamiento en ese año.

Los dos proyectos complementarios se integraban en otro de carácter regional Iter Plata que pretendía mostrar el valor histórico y cultural de la Vía de la Plata a su paso por Castilla y León.

De aquello, hace cuatro años, queda un monolito señalando que debajo de esas toneladas de tierra, que ha ido cubriendo el paso de los siglos, hay metros de Calzada Romana, para que todos podamos disfrutar de ella, solo tendrían que descubrirla manos expertas, arqueólogos.

El padre agustino César Morán describió el recorrido que debía de tener la Calzada Romana a su paso por Salamanca.

El empedrado romano, según Morán, sería algo así: “Una vez pasado el puente, penetra la Calzada en la población por el Arco llamado de Aníbal, volvía enseguida a la izquierda, por la calle de Vera Cruz, a coger la de Libreros, a caso la principal de la ciudad romana; dejaba a su vera el palacio del gobernador, que parece se hallaba frente a la Rectoral, y seguía por el solar de la iglesia de la Clerecía, a salir próximamente por la puerta del Seminario, donde se hallaba la Puerta del Sol primitiva (…) Nuestra Calzada seguía, desde la puerta del Sol en que la hemos dejado, al campo, por lo que después fue calle de Sordolodo o de Meléndez, hacia la moderan Puerta e Zamora, en dirección a esa ciudad. Al paso del ferrocarril portugués, se dirige por el paseo de Gran Capitán al Prado de Panaderos, en que se junta con la carretera actual”.

Excavación arqueológica en la loma del arroyo del Zurguén. Cimentación entre bordillos y capa de rodadura de zahorras naturales con cantos de cuarcitas duras.
Excavación arqueológica en la loma del arroyo del Zurguén. Cimentación entre bordillos y capa de rodadura de zahorras naturales con cantos de cuarcitas duras. Foto: Libro, ‘Vías Romanas en Castilla y León’.

Evidentemente, la Calzada Romana ha sido destruida en pos del crecimiento de la ciudad, pero los arqueólogos son conocedores de que aún quedan restos que transcurren a la vera de la carretera de Vecinos, antes de llegar a Aldeatejada y junto al carril bici, solo hace falta una cosa: voluntad para desenterrar los restos de la Calzada Romana que venía desde Merida.

La calzada romana de La Plata fue unas de las principales vías romanas de Hispania. Comunicaba Mérida, Emerita, con Astorga, Asturica Augusta, incluso se prolongaba hacia el sur por Sevilla, Hispalis.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

2 Comments

Deja un comentario

Close