Local

La curiosa historia del crisantemo

 

Cuando celebramos el nacimiento de un niño, es habitual enviar flores, si celebramos una boda, la novia siempre lleva un ramo de flores, de igual forma utilizamos flores también para despedir a los seres queridos.

 

Esta tradición de llevar flores a los cementerios se remonta a mas de 10.000 años. Probablemente cuando las utilizaban nuestros antepasados, tenían como objetivo enmascarar el mal olor que emitían los cadáveres en descomposición mientras eran velados. Porque en aquellos años se desconocían las técnicas de embalsamar que se han utilizando a lo largo de la historia. Podemos concretar, que hoy en día la simbología de llevar flores al cementerio se debe a fines decorativos.

El crisantemo, la flor de Todos Los Santos, la flor de oro.

Vista aérea de las plantaciones de crisantemos de Vivieros Eriflor.
Vista aérea de las plantaciones de crisantemos de Vivieros Eriflor.

Tenemos la costumbre de ir a los cementerios para adornar las tumbas con flores, sobre todo con crisantemos. La elección de esta flor no es casualidad, coincide su floración con la festividad de Todos Los Santos, lo que ha hecho que sea una opción perfecta para utilizarla en esta celebración.

Hoy en día, al disponer de gran cantidad de variedades de crisantemos podemos tenerlos en flor durante todo el año.

El crisantemo es una flor que representa muchos valores: la muerte como es caso de España por estar ligado a la festividad de Todos Los Santos. Se asocia con la alegría en EEUU, significa sabiduría en China y una declaración de amor en México.

La cultura oriental le aporta un significado mas positivo como a continuación veremos.

Eran los tiempos de la dinastía C´in (s.III a.C.), China se encontraba en continuas guerras feudales. El noble Tan-Son gobernaba una región del sur de la cual fue derrocado y tuvo que huir hacia las tierras del norte. En su huida, mientras se encontraba desesperado, contempló en pleno otoño una brillante flor que desafiaba el duro clima del norte. Ese detalle fue una revelación para él. Se dio cuenta de las señales que nos manda la naturaleza. Esa flor que luchaba por sobrevivir en condiciones climáticas tan adversas, representaba la esperanza. Entonces recuperó su confianza y valor. Abandonó sus sueños de poder y dedicó el resto de su vida a escribir poemas inspirados en la flor que le había enseñado, que la vida siempre se abre paso.

De china el crisantemo pasó a Corea y sobre el año 313 d.C. llegó a Japón. En Japón se convirtió en la flor imperial por su aspecto de flor radiada y se comparó con el sol. En 1189 se grabó un crisantemo en la espalda del Emperador de Japón como símbolo de inmortalidad. Y desde entonces ropas, porcelanas y joyas de la familia imperial se adornaron con esa flor.

Los crisantemos.
Los crisantemos.

La introducción del crisantemo en Occidente se debe a un capitán de la marina mercante francesa llamado Pierre Blancard. En uno de sus viajes a Extremo Oriente, finales s.XVIII trajo a nuestro continente 3 crisantemos. Sólo uno prosperó y el capitán aficionado de las flores consiguió una bonita plantación de flores exóticas. Un día regaló un ramo de estas flores a la emperatriz Josefina. Como no tenían nombre, la emperatriz llamó a los botánicos del jardín imperial, los cuales por el dorado de sus pétalos propusieron el nombre de Chrysanthemum ( Chysos significa oro y anthemos significa flor) Así se extendió el nombre de flor de oro.

De tal forma, la flor que es vida para los orientales es para los occidentales la flor de los muertos. En nuestro día a día compramos margaritas blancas, amarillas y de otros colores en ramos o en macetas ignorando que también son crisantemos. Nuestros abuelos y tal vez nosotros mismos deshojábamos margaritas atribuyendo así el valor de la duda e ilusión.

En Holanda, Bélgica, EEUU o Gran Bretaña por citar algunos países, se utiliza como planta de jardinería. Se colocan adornando las ciudades en sus calles, plazas y jardines, las denominan margaritas de jardín. En Brasil se reconoce a los crisantemos por su importancia en jardinería mientras que utilizan otra flor para el día de difuntos. Es el clavel de difuntos conocido en nuestra cultura como tagete erecta, el que se utiliza en Mexico y Brasil como la flor del día de Todos Los Santos.

El crisantemo es, después de la rosa, la flor cortada mas vendida en la subasta holandesa de flores. Disfrutemos de todos sus colores, diferentes variedades y formatos pero recordemos que también podemos utilizarlo para decorar nuestro jardín, desde finales de septiembre hasta últimos de Noviembre.

Rubén Sánchez
Viveros Eriflor

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close