Cultura

Salamanca tiene cuatro monumentos en la lista roja de patrimonio

Los castillos en ruinas están en Cerralbo y en Navagallega, Membribe de la Sierra , el convento, en Sobradillo y el dolme de la Ermita, en Sahelicejos. Todos ellos aparecen en la Lista Roja de Patrimonio elaborada por la Asociación Hispania Nostra

 

Salamanca, capital y provincia, cuanta con un importante patrimonio arquitectónico que cuesta mucho dinero mantener. Cuatro inmuebles repartidos por la provincia se encuentran en ruinas según la Lista Roja de Patrimonio elaborada por la Asociación Hispania Nostra 

 

Dos castillos, un convento y un dolme repartidos en cuatro localidades salmantinas aparecen en la Lista Roja de Patrimonio. Esta Lista recoge aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

La lista saca a la luz estos monumentos para su posible restauración y que continúen embelleciendo esos pueblos donde se asientan o simplemente, nos den a conocer la vida de las gentes que habitaron o moraron en esos lugares hace varios siglos.

El Castillo de Cerralbo. Foto: La Asociación Hispania Nostra.

El Castillo de Cerralbo. Esta fortaleza data del siglo XIV y lo mandó construir Estaban Pacheco, I Señor de Cerralbo, mirobrigense de cuna.

El Castillo de Cerralbo comprendía la torre del Homenaje aún se mantenía en pie en el último tercio del siglo XIX (1865). Era muy alta, de planta cuadrada, con una ventana grande coronada por un escudo similar al de la iglesia de los franciscanos. Fue derribada para construir el muro del corralón de un convento, hoy en ruinas.

Está catalogado como Bien de Interés Cultural, pero su estado es de abandono y en ruina progresiva.

A finales de 2009, los restos fueron adquiridos por el Ayuntamiento de Cerralbo. El proyecto para recuperar el castillo fue incluido en el Programa de Desarrollo Rural Sostenible 2010-2014 promovido por el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León. Sin embargo, con la llegada de la crisis económica, el proceso se ha paralizado.

Castillo de Santa Cruz.
Foto: La Asociación Hispania Nostra.

El otro castillo que está en ruinas es el de de Santa Cruz, en Navagallega, Membribe de la Sierra.
Está catalogado como de origen romano, pero según ilustra La Lista Roja, gracias al estudio realizado por Ramón Grande del Brío, esta fortaleza fue reconstruida en el siglo X por Ramiro II, según la crónica de Sampiro: “…civitates desertas ibidem populavit. Hae sunt: Salamantica sedes antiqua castrorum, Letesma, Ripas, Balneos, Alphandiga, Penna, et alia plurima castella, quod longum est praenotare.“

Este castillo está sin protección y su estado es de ruina y abandono.

El castillo era de planta rectangular. Sus caras norte y este aún conservan partes de su recubrimiento original, de sillares de granito. En el extremo occidental, se observan los restos de la que sería la torre que protegería el acceso a la puerta.

El 16 de marzo de 2014, el Ayuntamiento de Navagallega y el guarda forestal encargado de la zona, han prohibido la presencia de escaladores por la zona, debido al peligro que corren los nidos de aves allí asentados y el descuido de dejar la puerta de la cerca abierta, con la consiguiente entrada de ganado.

Convento de Santa Marina la Seca.
Foto. La Asociación Hispania Nostra

El convento de Santa Marina la Seca se encuentra en Sobradillo. Está sin protección y su estado actualmente es que han desaparecido todas las edificaciones que lo formaban, a excepción de la iglesia, la cual ha llegado incompleta hasta nuestros días.

El espacio que ocupaban las dependencias ha sido convertido en terreno de labor, por lo que no es posible conocer sus dimensiones.

 

Dolme de la Ermita, en Sahelicejos.
Foto. La Asociación Hispania Nostra

Y por último, figura en La Lista Roja de Patrimonio el Dolme de la Ermita en Sahelicejos. El estado en el que se encuentra es de abandonado y ruina progresiva. Ha sido utilizado como zahurda. El riesgo que sufre es que se derrumbe el edificio por abandono, además de la vegetación y el desgaste de los muros.

En su interior aun hay algunos comederos de piedra para los cerdos. Cerca del dolmen se encuentra un montón de piedras que pudieran pertenecerle. Es un buen ejemplo de la santificación de los lugares paganos. Junto a este dolmen y comidas por la vegetación, se encuentran a la vista diversas tumbas elaboradas con lascas y otras se intuyen en el terreno.

Documentación:
listarojapatrimonio.org

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close