Jesús Málaga

Los primeros matrimonios civiles

El Ayuntamiento de Salamanca prestó sus dependencias en la Plaza Mayor para la celebración de los matrimonios civiles, siempre que fuera solicitado por los contrayentes.

Con esta medida nos homologamos con Europa. La Comisión de Gobierno accedió así a la solicitud del Ministerio de Justicia. Para las celebraciones se eligió el salón de recepciones, también conocido como salón rojo por el color de su moqueta.

En el programa “Informe Semanal” de Televisión Española se realizó un reportaje donde salí celebrando un matrimonio civil en el citado salón. Solía decir unas palabras que preparaba previamente para que la ceremonia no resultase tan simple, con la sola lectura de los artículos legales.

El primer matrimonio que me tocó oficiar fue el de María García, la que luego sería secretaria general de UGT de Salamanca.

— oOo —

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

3 Comments

  1. Lo siento mucho, ánimo. Y claro, desde sus presupuestos es normal que lo vea así y hasta estoy de acuerdo (espero no equivocarme) en que la Religión no necesariamente tiene que dar sentido a la relación de pareja (en esas intimidades afectuosas la Religión no entra sino mas bien anima o aconseja y recomienda) pero al matrimonio como institución natural y sobrenatural sí. La diferencia es que usted solo admite lo natural, y sin embargo, ¿nosotros existimos por nosotros mismos? Por otra parte la relación afectiva entre personas es evidente que se puede dar y se dá fuera del matrimonio y no deja de tener su valor cuando el amor es sincero y fiel, lo que la Religión dice es que los amantes no se amen dando la espalda al Creador. A mayor detalle normativo y casuístico yo ya no alcanzo, que a fin de cuentas tampoco soy cura ni tengo estudios eclesiásticos. Un saludo y con mucho gusto acepto la amistad que me ofrece en otro comentario. .

Deja un comentario

Close