EconomíaPortada

Ayudas al alquiler para menores de 35 años

Los jóvenes de las grandes ciudades podrán recibir hasta 390 euros mensuales para pagar el alquiler

El Gobierno ha aprobado este viernes el Plan Estatal de Vivienda de 2018-2021 que brinda la oportunidad a los menores de 35 acceder a una vivienda “digna y adecuada” en régimen de alquiler. El precio máximo de la cuota mensual no puede superar los 900 euros (se pretendía fijar en 600). A esta medida se añade el aumento de ayudas para que los jóvenes también tengan la posibilidad de rehabilitar su casa en la zona rural, lo cual estaba restringido anteriormente por la administración pública. Esto se traduce como una manera de luchar contra la despoblación rural. 

 

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró en rueda de prensa que “es un plan con enorme vocación social que no surge de la noche a la mañana”.  De la Serna, afirmó que en este nuevo plan se ha incorporado  más del 80% de las sugerencias  recibidas por parte de las diferentes instituciones públicas como autonomías o ayuntamientos, así como las propuestas de profesionales del sector.

Este decreto, aprobado este viernes, tendrá un coste para las arcas del estado de 1.443 millones de euros en los próximos cuatro años, lo que supone un incremento del 62.4% respecto al plan anterior de 2013 a 2016. Únicamente  el coste para las ayudas del alquiler aumentará 563 millones de euros.

La ayuda del alquiler se podrá recibir siempre que la unidad familiar no gane más de tres veces del IPREM, Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, o dicho de otra forma, que la renta del inquilino no supere los 19.300 euros al año. Este límite puede superar cuatro veces el IPREM en el caso de familias numerosas y personas con discapacidad, esto es, unos 25.800 euros.

El precio del alquiler se tendrá en cuenta y variará según la ciudad. Así, para poder obtener la ayuda el alquiler no puede superar la cantidad  de 600 euros al mes, a excepción de Madrid y Barcelona, donde el límite sube a los 900 euros.  Sin embargo, desde el ministerio advierten que el problema de la burbuja del alquiler no se cierra con esto.

La ayuda para los menores de 35 años será de un 50% de alquiler si es inferior a 600 euros, y del 30% si este está entre 601 a 900 euros, para el resto de inquilinos el porcentaje baja al 40% en primeros tramos y baja a 30% en el segundo, lo que supone una cantidad máxima de 240 euros del primer tramo y 90 para el segundo.  Fuera de una gran ciudad se dará una ayuda de 300 euros para jóvenes y 240 para el resto. La ayuda solo se podrá recibir durante tres años. Se entiende que, si el beneficiario, aumentara sus ingresos llegando a superar el límite máximo por ley, se vería en la obligación de dejar de percibirla.

En el caso de las personas mayores de 65 años las ayudas para el alquiler se destinan a promotoras privadas que promuevan o rehabiliten viviendas con servicios comunes adaptados en alquiler para personas mayores o con discapacidad y que se destinen durante un plazo mínimo de 40 años al alquiler.

La renta de las viviendas adaptadas está limitada a 9,5 euros el metro cuadrado útil al mes -para una vivienda de 80 metros, un alquiler máximo de 760 euros mesual- , y los ingresos del arrendatario a 5 IPREM. La ayuda al promotor es de hasta 400 euros por metros cuadrado útil, con el límite del 40%

Finalmente, las personas que hayan sido desahuciadas tendrán ayudas que pueden ser el cubrimiento total del coste del alquiler mientras que este no pase de 400 euros. El reparto del coste de este programa será de un 80% para el ministerio de Fomento y un 20% para las comunidades.

Por otra parte, se ven muy recortadas las ayudas a la compra de una vivienda ya que se limita a jóvenes que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes y hasta un máximo de compra de 100.000 euros, frente a los 150.000 fijados inicialmente.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Echa un vistazo

Close
Close