Opinión

La Unión Europea al día (II)

La semana pasada iniciábamos este artículo de tres entregas, para actualizar la información, de cómo funcionan las instituciones europeas. Lo hacemos coincidiendo con el nombramiento de Luis de Guindos como Vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), que es la institución más relevante de la economía de la Unión Europea (UE), que ahora dispone de 27 Estados miembros, aparte el Reino Unido, que se irá en marzo de 2019, por lo dificultoso del Brexit, que todavía se encuentra en una negociación en que hay temas importantes sin resolver, como el mercado único, la frontera irlandesa, e incluso lo que debe en dinero el Reino Unido a la UE.

Hoy, jueves 8 de marzo, nos ocupamos de la Comisión Europea, que es el verdadero gobierno supranacional de la UE, recordando aquí, ya lo vimos, que el Consejo tienen un carácter más intergubernamental.

  1. LA COMISIÓN EUROPEA

La Comisión es una institución políticamente independiente que representa y defiende los intereses de la Unión Europea (UE) en su conjunto. En muchos ámbitos es la fuerza impulsora en el sistema institucional de la UE: propone la legislación, políticas y programas de acción y es responsable de ejecutar las decisiones del Parlamento Europeo y del Consejo. También representa a la Unión en el mundo exterior, con excepción de la política exterior y de seguridad común.

Comisarios y funcionamiento

El término «Comisión» se utiliza en dos sentidos. Primero, hace referencia a los miembros de la Comisión, es decir, el equipo de hombres y mujeres designados por los Estados miembros y el Parlamento para dirigir la institución y tomar sus decisiones. En segundo lugar, el término hace referencia a la propia institución y a su personal.

Oficiosamente, los miembros de la Comisión son conocidos como «comisarios», que en general, previamente han ocupado cargos políticos y muchos han sido ministros, pero como miembros de la Comisión su compromiso es actuar en interés de la Unión en su conjunto, sin aceptar instrucciones de los gobiernos nacionales, ni favorecer especialmente a sus Estados de origen.

La Comisión cuenta con varios vicepresidentes, uno de los cuales es también el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y, por lo tanto, participa en las actividades tanto del Consejo Europeo y en el Consejo de Ministros, como de la Comisión. Actualmente, el Presidente de la Comisión es el luxemburgués Jean Claude Juncker, que durante la Gran Recesión (2008/2013) tuvo un papel muy importante en la política comunitaria de austeridad, reformas, expansión. Juncker propuso recientemente unir los cargos de Presidente del Consejo Europeo y de la Comisión para acabar con una bicefalia de la UE, que desdibuja el mundo real en la Unión.

La Comisión es políticamente responsable ante el Parlamento, que tiene el poder de destituirla, en su caso, si aprueba una moción de censura. La Comisión asiste a todas las sesiones del Parlamento, donde debe aclarar y justificar sus políticas. También responde periódicamente a las preguntas escritas y orales planteadas por los diputados.

El trabajo cotidiano de la Comisión corre a cargo de sus administradores, expertos, traductores, intérpretes y personal de secretaría. Los funcionarios de la Comisión, como el personal de otros organismos de la UE, son contratados a través de la Oficina Europea de Selección de Personal (EPSO). Son ciudadanos de todos los países de la UE, seleccionados por medio de oposiciones generales. Aproximadamente 33.000 personas trabajan para la Comisión. Esta cifra puede parecer elevada, pero de hecho es inferior al personal empleado por la mayor parte de los ayuntamientos europeos capitalinos.

Corresponde al presidente de la Comisión distribuir y modificar, en caso necesario, las áreas de responsabilidad política entre los comisarios durante el mandato de la Comisión. El presidente puede también exigir la dimisión de un comisario. El colegio de veintiocho comisarios se reúne una vez por semana, generalmente el miércoles, en Bruselas. Cada punto del orden del día es presentado por el comisario responsable de esa área política y el colegio toma una decisión colectiva al respecto. La Comisión decide siempre por consenso, a base de diversas lecturas de una misma decisión, hasta alcanzar un acuerdo ecuánime. No hay, pues, votaciones, precisamente por su carácter supranacional.

El personal de la Comisión se organiza en departamentos, conocidos como «direcciones generales» y «servicios» (como, por ejemplo, el Servicio Jurídico y el Servicio de Traducción). Cada dirección general se ocupa de un área concreta (por ejemplo, la Dirección General de Comercio y la Dirección General de Competencia) y está dirigida por un director general, que es responsable ante uno de los comisarios.

Las direcciones generales son las que realmente conciben y elaboran las propuestas legislativas de la Comisión, pero estas propuestas solo se convierten en oficiales cuando son adoptadas por el colegio de comisarios en su reunión semanal. El procedimiento es a grandes rasgos el siguiente. La Comisión y el Parlamento elaboran conjuntamente los reglamentos de la UE.

Los fondos estructurales

Los Fondos estructurales, oficialmente del Marco Estratégico Común (MEC) de la UE, están bajo la jurisdicción de la Comisión y son los siguientes: el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y el Fondo de Cohesión. Persiguen objetivos de actuación complementarios, y su gestión la comparten los Estados miembros y la Comisión.

Son la principal fuente de inversión a escala de la UE para ayudar a los Estados miembros a restablecer y aumentar el crecimiento y garantizar una recuperación que genere empleo, al tiempo que garantizan el desarrollo sostenible, en consonancia con los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) asigna objetivos claros a los instrumentos citados. La Comisión considera que dichos objetivos pueden alcanzarse de forma más eficaz si esos Fondos están mejor coordinados a fin de evitar solapamientos, y también para optimizar las sinergias, si están plenamente integrados en la gobernanza económica de la Unión Europea, y si contribuyen a la realización de la estrategia Europa 2020. Involucrando siempre a las partes interesadas nacionales, regionales y locales. Las principales funciones de los fondos se detallan a continuación:

El FEDER contribuye a todos los objetivos temáticos y se centrará en ámbitos de inversión vinculados al contexto en el que actúan las empresas (infraestructuras, empresas de servicios, apoyo a la actividad empresarial, innovación, TIC e investigación) y en la prestación de servicios a los ciudadanos en determinados ámbitos (energía, servicios en línea, educación, sanidad, infraestructuras sociales y de investigación, accesibilidad, calidad del medio ambiente); el Fondo de Cohesión se centrará en la mejora del medio ambiente, el desarrollo sostenible y la RTE-T.

El FSE está programado con arreglo a cuatro objetivos temáticos: empleo y movilidad laboral; educación, competencias y aprendizaje permanente; promoción de la inclusión social y lucha contra la pobreza, así como refuerzo de la capacidad administrativa; sin embargo, las acciones apoyadas por el FSE también contribuirán al logro de los demás objetivos temáticos.

El Fondo de Cohesión tiene como misión favorecer a los países con menor renta en la UE crecer más rápidamente en una difícil tendencia a la igualación, para los países que tienen menos del 75 por 100 de la renta per cápita media de la UE.

Las seis prioridades del FEADER tienen como objetivo el crecimiento inteligente, sostenible e integrador en los sectores agrícola, alimentario y forestal, y en las zonas rurales en su conjunto; abarcan la transferencia de conocimientos y la innovación, la competitividad de la agricultura, la gestión de los recursos naturales y la acción por el clima, y el desarrollo integrador de las zonas rurales.

Las prioridades del FEMP, en consonancia con la reforma de la Política Pesquera Común, se centrarán en la viabilidad y la competitividad de la pesca y la acuicultura, garantizando al mismo tiempo el apoyo a su sostenibilidad medioambiental; el FEMP promoverá la cohesión social y la creación de empleo en las comunidades que dependen de la pesca, en particular gracias a la diversificación hacia otros sectores marítimos, así como a las acciones en el ámbito de la política marítima integrada.

El Fondo de Cohesión tiene como misión favorecer a los países con menor renta en la UE crecer más rápidamente en una difícil tendencia a la igualación, para los países que tienen menos del 75 por 100 de la renta per cápita media de la UE.

Estadísticas y política exterior

Por otro lado, Eurostat es la Oficina Estadística de la Unión Europea y forma parte de la Comisión, Su labor es suministrar a la UE estadísticas a escala europea que permitan efectuar comparaciones entre países y regiones, lo que constituye una tarea clave, Las sociedades democráticas no funcionan correctamente sin una sólida base de estadísticas fiables y objetivas.

Las estadísticas de Eurostat pueden responder a muchas preguntas: ¿El desempleo sube o baja? ¿Hay más emisiones de CO2 que hace diez años? ¿Cuántas mujeres trabajan? ¿Cómo va la economía de un país en comparación con la de otros Estados miembros de la UE?

El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE)

Por su parte, el SEAE constituye un instrumento diplomático y de asuntos exteriores de la Unión. Está dirigido por el alto representante y está formado por personal experto procedente del Consejo, los Estados miembros y la Comisión Europea. La UE posee delegaciones en la mayoría de los países de todo el mundo y forman parte del SEAE. Colaboran estrechamente con las embajadas de los Estados miembros de la UE en cuestiones vinculadas a la PESC.

Seguiremos la semana próxima, para terminar, con el repaso de las instituciones principales de la Unión Europea, que tanto inciden en la política económica de España, e incluso en la vida cotidiana de los ciudadanos. Y como siempre, el autor queda al servicio de los lectores en castecien@bitmailer.net.

— oOo —

Etiquetas
Mostrar más



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Echa un vistazo

Close
Close