Más noticiasPortadaSucesos

La Guardia Civil siguió a Ana Julia hasta el pozo donde arrojó al pequeño Gabriel

  • Se investiga si alguien colaboró con ella en el secuestro del pequeño Gabriel
  • Los agentes creen que el niño murió el mismo día de su desaparición

 

La Guardia Civil trata de averiguar si Ana Julia Quezada Cruz, la pareja del padre del pequeño Gabriel, actuó sola o con la ayuda de alguien en el secuestro y muerte del niño de ocho años cuyo cadáver fue descubierto este domingo en el maletero del coche de la mujer detenida.

 

Los agentes creen que el niño murió el mismo día de su desaparición, el 27 de febrero. Poco a poco se ha ido estrechando el cerco sobre la ahora detenida.

Además del hecho de encontrar una camiseta del niño en una zona que ya se había rastreado, los guardias encargados de la investigación tomaron declaración a la detenida el miércoles y también este viernes. En esta última ocasión le pusieron un cebo, mencionando una matrícula familiar que había registrado una cámara de un hotel y esto puso nerviosa a Ana Julia.

Hasta que este domingo acudió a sacar al niño del pozo donde fue arrojado el pequeño el mismo día de su desaparición.

La Guardia Civil, según las fuentes consultadas por La Crónica de Salamanca, la siguió y tiene fotos de ella extrayendo el cadáver del niño.

Lo introdujo en el maletero de su coche y se dirigió a Vícar. Cuando entró en el garaje de su casa, en la que convivía con el padre del niño, fue interceptada por los agentes de las dos unidades especializadas de la Guardia Civil que han trabajado en este caso.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close