Economía

Montoro presenta unos Presupuestos Generales del Estado electoralistas

Dice que los pensionistas y los funcionarios serán los más beneficiados

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio de 2018 ya es una realidad. Pese a que aún queda tiempo para su aprobación definitiva en el Senado, teniendo en cuenta los periodos de enmiendas y plazos, es un comienzo. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, ha entregado este martes el proyecto en el Congreso de los Diputados, que próximamente comenzará su tramitación.

 

El ministro de Hacienda, Montoro, ha entregado por fin el “libro amarillo” a Ana Pastor, presidenta del Congreso. En él se incluyen las nuevas medidas aprobadas con los agentes sociales que benefician, según el ministro, a pensionistas y funcionarios. De los 354.224 millones de euros totales de presupuesto, 194.083 millones están destinados a este fin. Es decir, el 55% del presupuesto estatal irá para las pensiones, el desempleo y los intereses.

“Son unos buenos presupuestos que benefician a mucha gente y no perjudican a nadie”, ha asegurado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, añadiendo que “sirven para que la recuperación llegue a las personas que lo han pasado peor en la crisis”. Rajoy ha anunciado que mantendrá conversiones con “todas las fuerzas políticas que quieren colaborar”, pues, apuntó, hay otros grupos “que no quieren colaborar de ninguna de las maneras y no se cansan de decirlo”.

Las enmiendas a la totalidad del presupuesto se debatirán entre los días 25 y 26 de abril. Para sacar el proyecto adelante, el PP necesita el apoyo del PNV y los regionalistas canarios. Sin embargo, si fuera por Podemos esto no se lograría, ya que han instado al PNV a no apoyarlos y al PSOE a que no permita que el diputado Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, les dé luz verde. La agrupación morada considera que el proyecto es “una tomadura de pelo”.

Entre las principales características de este nuevo presupuesto se halla un aumento en la inversión en infraestructuras. Concretamente, en un 12,7%. El Estado dedicará a este fin 8.487 millones más lo que aporten Adif, Aena, Enaire y Puertos del Estado. Las más beneficiadas son las infraestructuras para transportes, que suponen el 86% del total. Sobre todo, las relativas a las líneas del AVE y la construcción de carreteras, que juntas abarcan el 68,4%.

Otra de las novedades es el descenso en la aportación para pagar prestaciones por desempleo. Esto ha sido posible debido a la reducción del paro y supondrá un 3,4% menos de gasto en este apartado, llegando a 17.702 millones de euros, que supone un 5% del presupuesto total. También se recortará el presupuesto del SEPE en un 1,6%, dejando la partida en 23.606 millones, por “el buen comportamiento del mercado laboral”, según el Gobierno.

Seguirán las reducciones en el área fiscal. Concretamente, se rebajan 440 euros de media para las personas con rentas bajas, que son 3,5 millones de contribuyentes. Las rentas inferiores a 12.000 euros anuales están exentas de pagar el IRPF y las personas con salarios entre 14.000 y 18.000 euros al año también tienen una rebaja. Esto supondrá al Estado unos ingresos de menos de 700 millones. Esto se aplicará cuando se aprueben los presupuestos, con lo cual solo se disfrutará durante medio año.

Por ejemplo, un jubilado soltero que cobra una pensión de unos 14.500 euros al año tendrá un ahorro fiscal de 408,5 euros, mientras que un jubilado casado que gana 16.500 euros anuales ahorrará 378,4 euros. Según han informado, este ahorro se verá duplicado en el próximo año.

Hablando de pensiones, este apartado se sigue llevando una de las partidas más amplias del presupuesto, siendo de un 40,9% del total y ascendiendo a 144.834 millones. Ha ascendido un 3,7% tras aumentar las pensiones contributivas, mínimas y de viudedad, lo que supone un coste de 1.097 millones de euros.

Los otros grandes beneficiarios de novedades este año son los empleados públicos después de que se pactara un aumento de su salario, así como otras ventajas, con varios sindicatos. Este ejercicio presenta una subida de 1,75%, a lo que se añaden tasas de reposición del 100%. Por último, se llevará a cabo la equiparación salarial de los agentes de las FCSE. La partida es de 8.418 millones, lo que supone un aumento del 6,4% con respecto al año pasado, y también incluye una tasa de reposición del 115%.

Etiquetas
Mostrar más



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close