CulturaPortada

Salamanca vuelve al Siglo de Oro español

El Palacio Episcopal alberga una exposición de trajes de la época

El Palacio Episcopal de Salamanca acoge la exposición “La moda y época del Siglo de Oro español”, presentada como un viaje en el tiempo por una de las épocas más brillantes de la historia de España. La muestra, que permanecerá hasta el 5 de noviembre, recoge diversos trajes de los siglos XVI y XVII, además de útiles, obras pictóricas e, incluso, armas de los Tercios de Flandes. El 13 de abril se llevará una pequeña muestra al Mercado Central.

 

La productora cinematográfica Plateros Multimedia ha querido hacer un viaje en el tiempo para recordar a la Salamanca “universal”, una ciudad que era mundialmente conocida por su universidad y que acogía a 12.000 estudiantes. El acercamiento a esta época se hace a través de dos vertientes. Por un lado, la vestimenta y, por otro lado, el humanismo cristiano.

En la muestra se pueden encontrar diversos trajes que se han elaborado tras hacer una importante labor de investigación histórica y que son réplicas casi exactas de los llevados por grandes monarcas. Para probarlo, se han instalado cuadros al lado de los trajes para poder comparar. Estos trajes se han utilizado en producciones cinematográficas y en importantes espectáculos de ópera.

Dentro de la colección, encontramos los trajes de boda de los emperadores Carlos I e Isabel de Portugal. En esa época, las novias vestían de color grana y los novios de blanco. Además, también se encuentran los trajes de la segunda boda de Felipe II, así como de su corte real. Destacan en ellos los adornos de pasamanería, que se deben a la cultura árabe, y la gola, famosa pieza textil que Cervantes llevaba al cuello y acabó siendo prohibida.

Además de personajes reales, también están reproducidos los trajes folclóricos. El conocido traje charro ya existía por aquel entonces y está representado de varias maneras. Las mujeres solteras vestían de colores con el fin de encontrar marido y las mujeres casadas eran las que llevaban los trajes negros con motivos dorados. Cada pueblo tenía su versión.

Cervantes también está presente. Se le ha recreado escribiendo en un escritorio de madera que era muy famoso en la época y que era característico de personas con dinero. Una de las joyas que se pueden encontrar en la exposición es la primera edición de El Quijote, la segunda parte. No es el único libro que se puede encontrar, como tampoco el escritorio es el único mueble de la época que está expuesto.

Como lo más icónico de Salamanca es su universidad, no falta un estudiante. Se ha recreado un pequeño habitáculo donde el estudiante repasaba su lección, así como el traje que llevaban. Actualmente, los estudiantes acuden a la universidad vestidos de calle, pero por aquel entonces, sin embargo, vestían una túnica negra y tenían que llevar la beca de su carrera, que entonces no había tantas.

Manuel Sánchez, productor, ha querido insistir en que se trata de una visión positiva de España. Uno de los grandes capítulos de la historia fue la guerra de los Tercios de Flandes, que duró 200 años y en la que Cervantes participó. Expuestas en la muestra se encuentran una pica, que medían entre 4 y 7 metros, una alabarda y un arcabuz, que fue invento español. A su lado, se hallan los trajes que llevaban los militares.

Por último, el productor también quiso destacar el papel de la religión, pero desde un punto de vista femenino. Considera que, aunque la sociedad era machista, eran matriarcales en el sentido de la fe, ya que todo se hacía en nombre de la Inmaculada Concepción. La madre de Dios era tan importante como el mismo Dios y eso queda patente en las piezas de arte que se muestran.

Galería de fotos de la exposición de trajes del Siglo de Oro, aquí

 

 

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close