Castilla y León

Los órganos judiciales de CyL registran menos casos

El índice de resolución de asuntos se mantiene estable

Los órganos judiciales de Castilla y León registraron 273.637 litigios en 2017, 3.470 menos que el año anterior (270.167), según indicó hoy el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, durante su comparecencia en el Palacio de Justicia para presentar la Memoria Anual de actividades y funcionamiento del Alto Tribunal durante el pasado ejercicio.

 

Sin embargo, indicó que frente a este “ligero descenso” en cuanto al número de asuntos ingresados en los órganos judiciales de este territorio se produjo un aumento en los órdenes jurisdiccionales Civil, Social y Contencioso-Administrativo. Así, precisó que sólo el descenso de casi 8.000 asuntos en el orden Penal hace que el registro total sea ligeramente inferior.

En el orden Civil, señaló, mientras que en el año 2016 se registraron 103.928 asuntos durante el pasado 2017 ingresaron 106.011. En el orden Contencioso-Administrativo, frente a los 7.340 asuntos registrados en 2016, ingresaron 7.621 procedimientos en 2017. Y en el Social, frente a los 19.061 asuntos de 2016, se registraron 20.682 el pasado año.

Por el contrario, matizó, en el orden Penal, mientras que en 2016 se registraron 143.308 asuntos, el pasado año ingresaron 135.853. Ello se debe, según aseguró, “a la tónica iniciada con motivo de la entrada en vigor de la reforma de la LECrim que evita remitir los atestados sin autor conocido a los Juzgados, que antes eran sobreseídos en sede judicial y que aumentaban significativamente el volumen de lo registrado”.

Sin embargo, el presidente del Alto Tribunal de la región manifestó que el número de asuntos en trámite en los tribunales de la Comunidad aumentó ligeramente en relación con los que existían al finalizar el pasado ejercicio y precisó que “si entonces se hablaba de 84.893”, recordó, al finalizar 2017 existían 94.644.

Sentencias

Por lo que se refiere al número de sentencias dictadas por los jueces y magistrados que sirven en Castilla y León, el total asciende en el año 2017 a 72.160, (6.013 menos que el pasado año), lo que supone una media por órgano judicial de 312,38 sentencias (frente a las 338,41 del pasado año). Por órdenes jurisdiccionales, Concepción precisó que en el orden Civil se dictaron 31.591 sentencias (36.388 en 2016); en el orden Penal se dictaron 23.438 sentencias (23.398 en 2016); en el orden Contencioso-Administrativo se dictaron 5.834 sentencias (6.486 en 2016); y en el orden Social se dictaron 11.297 sentencias (11.901 en 2016).

Asimismo, añadió que los jueces y magistrados dictaron además 114.187 autos frente a los 129.448 del pasado año. En concreto en el orden Civil 27.043 autos; en el orden Penal, 83.678 autos; en el orden Contencioso-Administrativo 2.627 autos; y en el orden Social, 839 autos. “Resulta evidente de estos datos que la carga de trabajo que soportan jueces y magistrados es aún muy elevada y desde luego superior a la deseable si queremos una Justicia ágil, eficaz y eficiente”, dijo. En definitiva, concluyó que “pese al descenso en el registro de asuntos que se ha disfrutado en 2017, el índice de resolución ha sido muy similar”.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close