Economía

La Junta invierte 50M€ en la Nissan de Ávila

Herrera destaca que la inversión de apoyo a la planta de Nissan impulsará un futuro parque de proveedores de la automoción en Ávila

 

El presidente de la Junta afirma que la factoría abulense sale “absolutamente fortalecida” con su inclusión en el polo industrial de la Alianza Renault-Nissan   

 

 ICAL. El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, destacó este lunes que la inversión de 50 millones del Ejecutivo autonómico en la construcción de dos edificios para la transformación de la planta de Nissan en Ávila, también permitirá impulsar un parque de proveedores del sector del automóvil semejante a los que existen en Valladolid y Palencia para captar nuevas empresas para la capital abulense.

Herrera incidió en que las partidas comprometidas de los presupuestos del Gobierno regional para que salga adelante el plan para Nissan también ofrecerá oportunidades en el futuro a otras empresas del sector que se quieran instalar en la capital amurallada. Un futuro “esplendoroso”, dijo, como el de las factorías de la marca del rombo en Valladolid y Palencia y sus parques de proveedores.

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico recordó que los fondos servirán para la construcción de un edificio que albergará una planta de estampación de 23.000 metros cuadrados al lado de la planta, en unos terrenos cedidos por la marca al Ayuntamiento y éste al Ejecutivo autonómico, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial. Asimismo, el Gobierno regional se encargará de otra nave para logística de 70.000 metros cuadrados gracias a un protocolo de cesión para los terrenos en el polígono industrial de Vicolozano.

Igualmente, precisó que esos fondos también permitirán asumir la formación y la cualificación que requieran los trabajadores de la planta. Unos compromisos de los que no tratan de obtener rentabilidad de ningún tipo, pues proceden de un mandato unánime, recordó, del Parlamento autonómico.

Herrera constató que el plan coincide así con dos objetivos básicos para las políticas del Gobierno regional, como son el empleo y la industrialización de la Comunidad. Sobre el aspecto laboral indicó que no se puede “dar ni un paso atrás”, pese a los problemas demográficos, en el reto de alcanzar un millón de ocupados al finalizar la legislatura, cuando la última EPA ya contabilizó 960.000. Asimismo, constató en este sentido la importancia del empleo industrial y precisó que se generaron 26.000 puestos en esta actividad en los últimos tres años.

Juan Vicente Herrera también apostó por la industrialización para que el sector manufacturero alcance un peso de 20 puntos del PIB en 2020, para lo que afirmó: “Debemos batirnos el cobre”. Al respecto, argumentó que la industria constituye un sector fundamental porque exporta, innova y cuenta con un empleo muy cualificado, que es más estable. “Una economía, sólida, solvente y competitiva que invierte y exporta o es industrial o no lo es”, resumió.

Polo industrial potente

Juan Vicente Herrera destacó que la planta de Nissan en Ávila sale “absolutamente fortalecida” con el proyecto de transformación en el “único” centro europeo de fabricación de piezas de recambio para todo el grupo y su integración en el polo industrial “potente” de la compañía en la Comunidad, ya que hasta ahora parecía una “pequeña isla”

Herrera recalcó la apuesta de la Junta por un proyecto al que se declaró prioritario para reducir a la mitad los plazos de gestión administrativa. Asimismo, constató el papel jugado por el vicepresidente ejecutivo mundial de Fabricación y Logística de Renault y vicepresidente ejecutivo de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, José Vicente de los Mozos, que ejerció ante una multinacional con los centros de decisión muy alejados de la Comunidad, su “paisanaje” y su “compromiso personal” con esta tierra.

Pero sobre todo, el presidente de Castilla y León hizo hincapié en el papel jugado por los trabajadores de la planta y su “éxito” porque asumieron “con inteligencia y generosidad esfuerzos y sacrificios” para lograr un plan “sólido” que garantizase su futuro.

Herrera advirtió de que de todos depende que el nuevo plan para Ávila llegue a buen puerto y sea “finalmente un éxito” y felicitó su presentación cuando hace un año no había más que incertidumbres y miedos. En este sentido, constató el trabajo desarrollado, la productividad y capacidad de esfuerzo de los trabajadores, así como el apoyo de toda la sociedad abulense a la continuidad de la planta. Unos empleados, insistió, que no se han rendido, han asumido sacrificios para demostrar que son “los mejores, que son competitivos” y tienen capacidad para diferenciarse dentro de un sector calve para la economía.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close