Castilla y León

Fomento invierte 100M€ para carreteras en el arranque de 2018

La Consejería gestiona 30 contratos y está pendiente de adjudicar 23 obras y la conservación de la red viaria de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora

 

Más de 100M€ de inversión en conservación de carreteras marca este 2018 un antes y un después en la política de infraestructuras de la Junta de Castilla y León. En los primeros 130 días del año ya han visto la luz 30 contratos a través de la licitación y la apertura del proceso de adjudicación de obras y servicios para garantizar el buen estado de la red autonómica, una de las más extensas del país.

 

J.A./ ICAL.  El volumen inversor de Fomento permite a la Consejería que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones recuperar el grado de ejecución del Bloque de Actuaciones Prioritarias, que aprobó en enero de 2016, para que las carreteras estuvieran de nuevo ‘en forma’ en esta legislatura. A un año de que expire el mandato, con la celebración de la nuevas elecciones autonómicas, la Consejería roza los 200M€, lo que supone prácticamente la mitad del total del plan.

De hecho, la actividad de la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras alcanza este año un ritmo no visto desde la etapa de bonanza económica, en la que los presupuestos dedicaban un gran volumen de recursos a este capítulo. Ahora, pese a las estrecheces, Fomento está decidido a dar un ‘empujón’ sin precedentes a su plan de carreteras, tras el parón que sufrió en 2017, para lo que la maquinaria de contratación no se detiene.

En concreto entre enero y principios de mayo, periodo que comprendió la celebración de la Semana Santa y otros festivos, Fomento sacó a concurso 101M€, lo que supone unos 800.000 euros diarios, en 30 contratos. De ellos, adjudicó seis expedientes por un montante de 4,63 millones y busca contratista que ejecute otros 24, lo que augura un año récord para las carreteras autonómicas.

La mayoría de las licitaciones -23- corresponden a diversas actuaciones sobre firmes y seguridad vial, con presupuestos que oscilan entre los 4,7 millones y los 300.000 euros. A ellos se une un ‘macrocontrato’ de 49,47 millones, dividido en cinco lotes, para la ejecución de diversas operaciones de conservación en las carreteras y tramos de la red autonómica en las provincias de Burgos (norte), León (este), Salamanca, Segovia y Zamora.

Los técnicos de la Consejería examinan las ofertas presentadas para cada uno de los lotes de este expediente, con el fin de adjudicar su ejecución durante 48 meses -cuatro años-. Las obras que se van a realizar incluyen servicios de vigilancia y de comunicaciones, atención a accidentes e incidencias, servicios de vialidad invernal y estudios de accidentalidad, entre otros.

La Consejería de Fomento mantiene como prioridad la conservación y mantenimiento de la extensa red autonómica y así se contempla en los presupuestos de 2018, donde se recoge un partida de 92,17M€, lo que supone un incremento de un 36 por ciento, 24,36M€ más que el ejercicio anterior, dedicados a la conservación ordinaria, las actuaciones de refuerzo y renovación del firme, la modernización y señalización.

A buen ritmo

La Consejería trabaja para encargar en las próximas semanas un total de 23 actuaciones, con un importe de 50 millones. Destaca por su presupuesto dos actuaciones, por un lado la mejora de 17,8 kilómetros de la BU-627 ente Villanueva de Argaño y Villadiego (Burgos), licitada en 4,78 millones; y la renovación de la señalización horizontal -pintado y repintado de marcas viales, con 4,05 millones. También, destacan los 3,83 millones para los 49,3 kilómetros de la LE-142, entre Astorga y Molinaseca (León).

Otros tres proyectos se licitaron por casi tres millones: la mejora de los firmes de la CL-631 entre Páramo del Sil y Villablino (León), de la CL-526 entre Robleda (Salamanca) y Extremadura, y de la CL-619, CL-632, BU-114, BU-550, BU-552, BU-813, BU-820, BU-910 y BU-945, en Burgos. Con 2,8 millones figuran otras dos intervenciones en la SO-920, entre El Burgo de Osma y el Puente del río Lobos (Soria) y la AV-503, de la CL-505 a Cebreros (Ávila) y con 2,5 millones, la intervención en la CL-527, ZA-633 y CL-612, en Zamora.

Fomento también sacó a concurso en 2,3 millones la obra de la BU-200, en Fuentecén (Burgos), y la CL-612, entre Palencia y Medina de Rioseco (Valladolid). Además, otros tres proyectos cuentan con un presupuesto de 2,1 millones para intervenir en la SO-100 en Berlanga de Duero (Soria), la ZA-101 en el límite entre Zamora y Galicia, y en la CL-626 entre Robles de la Valcueva, Cistierna y Puente Almuhey (León).

La Consejería también contempla más de un millón para la P-901 entre Ampuia y Villerías de Campos (Palencia) y la CL-615, entre Villoldo y Carrión de los Condes. Además, licitó otras siete obras con una inversión inferior al millón de euros.

Más de 43 kilómetros

Fomento ya tiene empresa para actuar sobre cinco tramos con una longitud de 43,61 kilómetros. Así adjudicó en 1,2 millones la actuación sobre los firmes de 15 kilómetros de la VA-705, en la zona de Villardefrades (Valladolid), que había licitado en 1,43 millones. Además, formalizó en 479.559,3 euros la mejora de 12,6 kilómetros de la AV-905, entre la N-502 y El Barraco (Ávila), que contaba con un presupuesto inicial de 719.370,75 euros; en 443.033,03 euros, la adecuación de la SA-203, en los 12 kilómetros de la subida a la Peña de Francia (Salamanca), licitada en 703.899,04 euros.

También contrató en 481.200 euros la mejora de dos kilómetros de la BU-904, entre Lerma y Covarrubias (Burgos), un expediente que se licitó en 694.390,99 euros, y en 299.796,01 euros, la corrección de curvas de la CL-116 en un tramo de 1,8 kilómetros en El Burgo de Osma (Soria). La obra se había sacado a concurso en 396.713 euros.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close