LocalPortadaSucesos

La tormenta multiplicó por cuatro las previsiones

El alcalde dice que los servicios municipales estuvieron “a la altura”

Este lunes, una gran tormenta tuvo a la ciudad de Salamanca en vilo durante unos minutos. Zonas inundadas y coches derrapando fueron las estampas que pudieron verse en las calles.

 

En apenas un cuarto de hora llegaron a caer hasta 16 litros por metro cuadrado, tal y como ha explicado este martes el alcalde, Fernández Mañueco, incluyendo picos de más de 100 litros por metro cuadrado en las redes de alcantarillado. Esta situación “sobrepasa lo habitual”, ha manifestado, y multiplicó por cuatro las previsiones meteorológicas.

El primer edil considera que tanto el cuerpo de Bomberos como la Policía Local y como Aqualia “han respondido de manera inmediata” y que “han estado a la altura”.

A las pocas horas, la ciudad volvió a la normalidad y actuaron los servicios de limpieza. Sí que se produjeron algunas inundaciones en garajes y locales, pero son situaciones difíciles de evitar por su carácter extraordinario. “Es lo que tiene la naturaleza”, ha señalado Mañueco, “eso no hay ingeniero que lo calcule”.

Teniendo en cuenta que continúan las previsiones de tormenta, habrá dotaciones de emergencia con el fin de “actuar con prontitud”. Tan solo este lunes, la Policía Local y los Bomberos tuvieron un centenar de actuaciones.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close