LocalPortadaSucesos

Corrimiento de tierras en una residencia de mayores del Barrio Blanco

El muro de ocho metros de altura se ha curvado y amenaza con derrumbarse

Este miércoles se ha producido un corrimiento de tierras junto a la residencia municipal de mayores Fidalgo Morales, en el Barrio Blanco.

 

Un vecino que paseaba por el solar contigua descubrió este miércoles una enorme grieta a lo largo de la valla de sesenta metros que delimita ese espacio y el terreno donde se levantó la residencia, tras excavar varios metros para nivelar el suelo.

Desplácese hacia abajo para ver más texto e imágenes

La valla superior ya está curvada por la presión del terreno.

Precisamente hay tres muros de contención de varios metros de altura para contener la presión del suelo en pendiente, por donde ha caído el agua de la tormenta del pasado lunes y ha dejado al descubierto unas grietas que ya existían, aunque quizá no de estas dimensiones.

De hecho, los dos muros de contención de mayor altura ya se han curvado y el exterior, está ligeramente inclinado hacia la residencia.

Entre ese muro y el terreo del solar contiguo es donde se ha abierto la grieta que en su parte más acusada tiene una anchura de 80 centímetros.

La curvatura de los muros superiores, desde dentro dela residencia.

Bomberos y Policía Local acudieron al lugar y decidieron vallar la zona a la espera de que los técnicos municipales la visiten este jueves y determinen qué medidas hay que adoptar para evitar el derrumbe que parece inminente.

La grieta recorre toda la valla exterior trasera.

Todo se gestionó con algunos representantes de la residencia sin que se produjeran alarmas ni se decidiera evacuar a los residentes. Los vecinos de la zona siguieron con expectación los movimientos de bomberos y Policía Local.

Fotos del corrimiento de tierras en la residencia de Pizarrales, aquí

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close