Economía

Los vinos de Castilla y León logran el 26% del mercado nacional

Con una facturación de 1.000 millones

Los vinos con Denominación de Origen (DO) de Castilla y León lograron el año pasado una cuota en el mercado nacional del 26 por ciento, una cifra que les llevó a superar los 1.000 millones de euros de facturación global, según señala el informe elaborado por la consultora Nielsen y presentado hoy en la sede del Consejo Regulador de la DO Bierzo, en Cacabelos. Durante el transcurso del acto, la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, destacó la “fortaleza” del sector vitivinícola de la Comunidad y subrayó que “se vende más, pero sobre todo se gana más con lo que se vende”.

 

En ese sentido, otro de los datos positivos que recoge el informe es el aumento de las exportaciones, que se han disparado hasta superar los 215 millones de euros, en países como Estadous Unidos, Alemania o Suiza, así como en los mercados emergentes de China y Japón. En este apartado, que concentra el 21 por ciento de las ventas, denominaciones como Toro o Bierzo, destacan por enviar al mercado exterior más de un tercio de su producción.

En la misma línea, Marcos destacó que “2017 ha sido un buen año para los vinos con denominación de origen de Castilla y León”, cuyas ventas se incrementaron un siete por ciento en volumen y un cuatro por ciento en valor. Estos datos afianzan a la Comunidad como la segunda en el mercado nacional, sólo por detrás de Rioja, a la que recorta dos puntos en el diferencial.

Por colores, la DO Rueda sigue siendo el “líder absoluto” en el mercado de blancos, con una cuota cercana al 40 por ciento. Ribera de Duero continúa siendo la mayor DO de la Comunidad, con una cuota del 10,9 por ciento y ocupando la primera posición en el mercado de tintos. En cuanto a los rosados, Cigales y Tierras de León lograron recuperar la cuota de mercado perdida en el ejercicio pasado.

Por su parte, la presidenta de la DO Bierzo, Misericordia Bello, valoró el incremento registrado en el valor de los vinos bercianos como uno de los objetivos principales de la acción del Consejo Regulador. “El beneficio revierte en toda la cadena de valor, desde el vendedor hasta el viticultor”, resumió. Seguir creciendo en cuanto al valor económico y ampliar los mercados son las dos metas más importantes, tanto para la DO berciana como para las otras 13 figuras de calidad relativas al vino que existen en la Comunidad.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close