Opinión

Universidad de Salamanca: Cosa de tod@s

 

Nadie, con “dos dedos de frente,” pone en duda eso de “tanto monta, monta tanto”. Salamanca es una Ciudad a su Universidad pegada. Es la Capital de España que más depende de sus Universidades. Los ingresos directos e indirectos provenientes de las dos universidades superan con creces el 50% de la riqueza total de la Ciudad. Y de esta riqueza generada, vivimos todos. Unos alquilan sus pisos, otros mantienen pequeños negocios y otros trabajan para empresas cuyos ingresos dependen de ellas.

 

Ha habido ocasiones en los que la Universidad ha estado a punto de cerrar y en esos momentos tanto el Ayuntamiento como la Diputación “echaron” una mano para evitar lo que hubiera supuesto nuestra ruina total. En otros tiempos, fue al contrario, el cabildo no generaba ingresos suficientes y la Universidad era la que ponía el dinero. Dicen que incluso financió la propia Plaza Mayor ya que el resto estaba “desperrado”.

Ahora que celebramos los 800 años de la Universidad, los fastos no nos están permitiendo ver la realidad, una realidad en la que cada año la competencia es más “agresiva”. Otras Comunidades Autónomas a través de Becas no dejan salir a sus alumnos. Se juegan mucho. Y lo que nos ha permitido tener un estilo de vida basado en la Cultura, que muchos ahora copian, esto pudiera tener fin en la próxima década.

La Universidad es financiada un 75% por la Junta de Castilla y León y un 25% con fondos propios –matrículas y otros ingresos-, aproximadamente.

Pero la Universidad de Salamanca, para que dure otros 800 años necesita internacionalizarse, invertir en I+D+i+i´+i´´+Deporte y para eso se necesita más dinero. Si los salmantinos, nuestras instituciones y nuestras empresas no lo ponemos, nunca estaremos en el TOP100 –requisito para jugar en la Primera División de las Universidades- y no estar en ese grupo selecto nos hará desaparecer o bien será “jibarizada” aún más. El “corralito” a la Universidad ha implicado la pérdida de muchos puestos de trabajo directos y la pérdida de más de 15.000 alumnos.

Esto ha implicado una gran pérdida económica global valorada en más de 100 millones de euros al año. ¿Dejaremos que este desastre continúe sin hacer nada?

Y, esta caída brutal de riqueza, añadida a la pérdida de la Caja de Ahorros, del Banco Castilla, de muchas empresas industriales, otras tantas comerciales y otras de servicios son las que hacen que perdamos gran parte de nuestra población joven, especialmente entre 25 y 45 años. Nos despoblamos, envejecemos y empobrecemos.

¿Solución?. Poner dinero. ¿Cuánto?, 25 millones de euros, la mitad para pagar a los investigadores y la mitad para prestar a los innovadores. ¿Quién tiene que ponerlos?. El Ayuntamiento, la Diputación, los salmantinos y sus empresas…sobre todo aprovechando las bonificaciones fiscales del VIII Centenario.

¿Usted ha puesto ya los 150 euros mínimos y deducibles en el IRPF e Sociedades?, no…pues luego no lloremos si nos despoblamos, envejecemos y empobrecemos.

¿Hablamos?. Yo, la he puesto esos 150 euros para deducirlos en el IRPF.

Por: Grupo Cívico de apoyo al VIII Centenario.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

One Comment

  1. O Salamanca se pone las pilas…y pone dinero para pagar a jóvenes con talento…o esta Capital Cultural y su Universidad pasarán a la Historia como una de las Ciudades más bonitas de España y una Universidad como la de Palencia…muy histórica pero actualmente para tirarse “selfies” el Rey, el Presidente de Gobierno…y otros tantos.
    Debemos reunir 25 millones de euros para pagar 1.200 euros al mes a personas con talento durante un mínimo de cuatro años…
    Es una inversión con “capital garantizado” ya que tendrían que vivir aquí como mínimo 10 meses al año…es decir…les pagamos cada mes y se lo gastan aquí cada mes…¿beneficiarios?…los “charritos y sus empresas”.

Deja un comentario

Echa un vistazo

Close
Close