Opinión

Flores de mayo

 

Hace ahora 5 años que el salmantino Ayuntamiento de Cabrerizos tuvo a bien otorgarme el Premio “La Dama del Tormes”, por mi trayectoria científica en su término municipal, donde, desde que llegué a Salamanca, dediqué mucho tiempo al estudio de sus estratos y de sus fósiles, especialmente las tortugas y cocodrilos que han aireado el nombre de Cabrerizos en muchísimas publicaciones.

 

¿Que podía hacer yo para agradecer tal galardón? Se me ocurrió escribir un poema, dedicado a los enfermos del Mal de Alzhéimer y, sobre todo, a sus familiares.

La entrega del Premio se celebró en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Cabrerizos el 30 de mayo de 2013. Como sabía que si leía yo el poema no iba a poder hablar de emoción, le rogué a Pilar Fernández Labrador que lo hiciese ella. Así lo hizo con su habitual maestría. ¡Fue una lástima que no se grabase!

Creo que todo esto motivó que el Ayuntamiento de Cabrerizos, con su alcaldesa, Lourdes Villoria al frente, y toda la población detrás, volcase toda su ayuda solidaria en la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Salamanca (AFA).

Ahora, 5 años después, siempre doblemente agradecido, quiero compartir con mis lectores aquel momento. Aquí tenéis, pues, aquel poema.

FLORES DE MAYO

Mi amor:

¿qué me puedes regalar,
en este mayo florido?
¿Azucenas, rosas, claveles,
una simple margarita…?
¿NO PUEDES? ¡NO IMPORTA!

¡Regálame la sonrisa de tus labios,
de tu rostro, de tu alma!
¿NO PUEDES? ¡NO IMPORTA!

¡Dame entonces el brillo de tus ojos,
de tu mirada, de tu amor!
¿NO PUEDES? ¡NO IMPORTA!

¡Toma la sonrisa de mis labios.
Toma el brillo de mis ojos,
Toma mi caricia en tu mano,
TOMA TODO MI AMOR!

¡Y devuélvemelo
reflejado en el espejo de tu alma,
ahora santificado!
¡SÍ, SANTIFICADO!

Porque tu alma ha sido tocada
por el Dedo de Dios,
con su roce del olvido sin dolor…
¡EL MAL DE ALZHÉIMER!

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

2 Comments

Deja un comentario

Close