Más noticiasPortada

Màxim Huerta dimite por sus antecedentes fiscales

Fue condenado en 2017 a pagar 365.938 a Hacienda por el fraude, la multa e intereses de demora

El hasta ahora ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, anunció este miércoles su renuncia por “responsabilidad” y “transparencia” tras el escándalo en el que se ha visto envuelto por defraudar más de 200.000 euros a Hacienda durante su etapa como presentador en un programa de televisión, entre los años 2006 y 2008. No obstante, negó haber cometido un “fraude fiscal” y denunció un “bombardeo” contra su persona y el “aire fresco” que aporta el Gobierno socialista de Pedro Sánchez. La sustituye José Guirao, almeriense y en la actualidad director general de la Fundación Montemadrid, que previamente fue director del Museo Reina Sofía y de La Casa Encendida de Madrid.

 

Hace menos de una semana, el pasado jueves, recibía la cartera de Cultura y Deporte de manos de su predecesor, Íñigo Méndez de Vigo. Tan sólo seis días después, el periodista y escritor ha anunciado su dimisión tras conocerse sus irregularidades con el fisco publicadas esta mañana por ‘El Confidencial’.

En concreto, Huerta habría defraudado a Hacienda 218.322 euros a través de una sociedad limitada entre los años 2006 y 2008, evitando así tributar mediante el IRPF. Momentos después de saltar la noticia, el hasta ahora ministro declaró que se trata de “un asunto cerrado” y que “afectó a miles de periodistas, creadores, artistas, etcétera”.

Además, despejó responsabilidades políticas porque “fue un asunto no como ministro, sino como Màxim Huerta”. Sin embargo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le llamó a consultas a primera hora y se reunió con él en el Palacio de la Moncloa, donde el ahora exministro le expuso la situación.

El titular de Cultura fue condenado a pagar 365.938 euros incluyendo recargos e intereses por los tres ejercicios fiscales, según informa ‘El Confidencial’.

Coincide además que esta situación se dio a partir de 2006, un año después de incorporarse a Telecinco como copresentador del Programa de Ana Rosa, donde estuvo hasta 2015.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en dos sentencias de mayo de 2017 condena a Huerta por dejar de pagar la citada cantidad correspondiente a los ejercicios fiscales de 2006, 2007 y 2008 en los que habría facturado 798.521 euros. Lo hizo a través de Almaximo Profesionales de la Imagen, de la que era administrador único. El titular de Cultura tributó por el impuesto de sociedades y no por el IRPF, como debería haber hecho, eludiendo así “los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF” y “engrosando además indebidamente el capítulo de gastos”. Eso sí, sus acciones no constituyen delito porque la cantidad que dejó de pagar no llega a 120.000 euros por ejercicio.

 

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close