Especial ClínicasGeneral

Rapid Fit&Well: menos ejercicio y más efectividad

Mantenerse en forma sin dedicar dos horas de gimnasio al día es posible con la electroestimulación

 

Largas jornadas de trabajo, responsabilidades familiares, compromisos sociales… Cada vez es más complicado disponer de horas de tiempo libre que poder dedicar a realizar rutinas de ejercicio en un gimnasio. Afortunadamente, el mundo del fitness ha evolucionado para darle a los usuarios justo lo que necesitan: más eficacia en menos tiempo.

 

Por ello, han surgido diferentes métodos en todo el mundo. Uno de los más eficaces es la electroestimulación. Y, aunque pueda sonar exclusivo o poco convencional, está al alcance de todo el mundo gracias a establecimientos como Rapid Fit&Well, un centro innovador ubicado en el Paseo de Carmelitas. Gracias a una combinación de entrenador personal sumado a la más alta tecnología, permite a los usuarios ponerse en forma en sesiones de tan solo 20 minutos.

José María Corral es la persona que se encuentra detrás de Rapid Fit&Well. Se apuntó a formar parte de esta franquicia cuando la vio en una feria y comprobó sus beneficios en primera persona. Su filosofía es: “salud en periodos pequeños de tiempo”. El método que ofrecen condensa una rutina de gimnasio de hora y media en 20 minutos. Pero advierte que, aunque pueda parecer demasiado fácil, “es un trabajo muy fuerte” y “requiere un esfuerzo físico elevado”.

No obstante, puntualiza, “es más saludable que estar machacándote durante hora y media”. De hecho, es, incluso, más seguro. “Al no trabajar movimientos de fuerza directa, el riesgo de lesión es menor”, explica,“las articulaciones no sufren igual que si fuera un trabajo de gimnasio, es una de las ventajas”.

Trato personalizado

Y eso no es lo único que le aporta valor añadido, pues este centro se vuelca en el trato personalizado con sus clientes. “Un aparato puede cogerlo cualquier persona”, afirma José María Corral, “sin embargo, el servicio que le das a esa persona no lo tiene todo el mundo. Nosotros tenemos un servicio muy personalizado, nuestras sesiones son individuales”.

La privacidad es importante. “Entendemos que hay muchos clientes que no se sienten cómodos viéndose en mallas”, explican, por lo que “solo puede haber un cliente en la habitación, y no va a encontrarse con nadie”. También disponen de duchas privadas y taquillas.

Ideal para empezar a hacer deporte

Además, los usuarios no necesitan llevar una bolsa de deporte con sus cosas, pues ellos se encargan de facilitar todo lo necesario.

Cualquier tipo de persona puede realizar los ejercicios, salvo aquellos que padezcan enfermedades cardíacas y otras dolencias similares. “Nuestro público no son, como mucha se piensa, personas jóvenes de 18 a 35 años, sino personas de 40 a 65 que han tenido una vida muy sedentaria y quieren empezar y no saben cómo”, señala el gerente, “esto es como un calentamiento para empezar una rutina y un ritmo de vida saludable, y luego ya decidir qué hacer”.

Estudio previo

Cuando una persona se decide a probar con el método de la electroestimulación, los profesionales del centro le hacen un estudio para conocer su situación física. Posteriormente, la información se envía a la central, donde hay un gabinete médico que valora a cada persona.

Son los médicos quienes deciden si esa persona es apta o no. Si padece algún tipo de enfermedad, ellos mismos se ponen en contacto con ella para saber los detalles y, en función de eso, toman la decisión. El principal objetivo es la salud, por lo que el proceso está muy controlado. “No nos arriesgamos a que pueda padecer algún tipo de lesión”, subrayan.

Ejercicios a la carta

En la primera entrevista, los clientes comentan sus objetivos con el entrenador. Algunos buscan reducir volumen, otros perder grasa, otros mantenerse en forma… Incluso algunos deportistas de élite eligen este método para dar un paso más. Dependiendo de la meta, se realizan unos ejercicios u otros, siempre utilizando las máquinas de Xbody, las más innovadoras del mercado, con el trabajo de un entrenador que ha sido especialmente formado en la materia.

Sin embargo, desde Rapid Fit&Well son claros desde el principio: “milagros no hacemos”.  Por tanto, “una persona que no tenga una vida saludable, tiene que cambiarlo”, indican, y a cada cliente se le marcan una serie de pautas para llevar una vida más sana y complementar los ejercicios. La franquicia dispone de servicio de nutricionistas, así como complementación deportiva, aunque no obligan a nadie a tomarlo.

De hecho, son ese tipo de milagros los que dan mala imagen a la marca. Corral explica que “se han vendido milagros donde no los hay”, por lo que “la gente no se fía hasta que lo prueba”. Sin embargo, desde el centro insisten en que “no vendemos humo, lo que vendemos se cumple”.

La primera sesión gratis

Para demostrarlo, ofrecen la primera sesión de ejercicio gratis. Desde la primera sesión se empiezan a notar los resultados, ya que el cuerpo está más tonificado. La media está entre 7 y 8 sesiones para comenzar a notar cambios visibles, pero depende del cuerpo de cada usuario.

El futuro del fitness, por tanto, va en esta dirección. Para muchos, es difícil disponer de tiempo libre, pero es más sencillo sacar 40 minutos a la semana, que es todo lo que la electroestimulación necesita. Además de aportar a los usuarios beneficio físico y solucionarles su problema de disponibilidad, tiene beneficios psicológicos, puesto que el deporte libera serotonina, la hormona de la felicidad. Todo ello desde los 30 euros que cuesta una sesión individual hasta los 99 euros al mes que cuesta un bono anual.

Más información: 

Rapid Fit&Well.

Paseo de Carmelitas, 23, Bajo.

Teléfono: 601 40 71 61

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close