Castilla y León

Licencias gratuitas de Office a los 350.000 alumnos de enseñanza pública

El proyecto STEM posibilitó este curso, a través de 58 docentes formados previamente, que 900 alumnos de 30 centros crearán instrumentos científicos y herramientas informáticas basadas en uso de datos

 

El contrato suscrito hasta 2021 entre la Consejería de Educación y la empresa Microsoft España facilitará licencias gratuitas del software Office en sus hogares a los 350.000 alumnos y familias de enseñanza pública, junto al personal docente. Así, además del licenciamiento de los equipos existentes en los centros, se dispondrá de permisos para instalar fuera del recinto escolar una versión de escritorio del Office 365 en diferentes dispositivos.

 

ICAL.  Así se puso manifiesto este lunes en la presentación de los resultados del proyecto STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática) para impulsar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el ámbito escolar que la Consejería lleva a cabo en colaboración con Microsoft. En este sentido, el director general de Política Educativa Escolar, Ángel Miguel Vega, recordó que el 95 por ciento de los centros públicos de enseñanzas medias de la Comunidad utilizan licencias de esta empresa.

El acuerdo contractual alcanzado el pasado 20 de junio cuenta con un presupuesto de 1.592.00 euros y conlleva que la empresa adjudicataria asume poner licencias a disposición de todos los docentes y alumnado de los centros públicos para que se puedan instalar fuera del recinto escolar una versión del Office 365 en diferentes dispositivos.

El contrato adjudicado otorga a cada profesor y cada alumnos cinco licencias para su descarga en equipos con sistema operativo Windows o MAC, otras cinco activaciones para tabletas y otras tantas para dispositivos móviles. “De esta forma, se permite dar continuidad a lo realizado en el centro para garantizar la compatibilidad en los formatos de los mismos y que un trabajo comenzado en el hogar pueda ser continuado en el centro educativo y viceversa”, dijo Vega.

A su vez, el director general de Política Educativa Escolar de la Junta señaló que esta medida supone que se consiga “un avance más en la revolución digital”, ya que los centros educativos de la Comunidad cuentan con 70.000 ordenadores y 4.000 tablets, junto a las existencia de 4.000 aulas digitalizadas y otras 1.100 parcialmente digitalizadas.

Construir el mañana

Por su parte, el director de Educación de la empresa Microsoft España, Óscar Sanz, explicó que el objetivo de la colaboración con la Junta se centra en “ayudar a capacitar a los estudiantes de hoy para que contribuyan a construir el mañana”, ya que un 85 por ciento de ellos “ocuparán puesto de trabajo que aún no existen”.

Además de la facilitación de la utilización de las licencias de software gratuito en sus hogares a 350.000 alumnos de centros públicos y sus familias de la Comunidad, avanzó que para el próximo curso de pretende captar personal voluntario de la empresa que representa “y posibilitar que enseñen a los estudiantes que lo necesiten en sesiones de apoyo, para permitirles avanzar en lo aprendido”.

Sanz se refirió además a los trabajos denominados ‘Hacking STEM de Microsoft’ que, con apoyo de la Junta, están integrados por actividades en áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas y permiten a los docentes guiar a sus alumnos para crear instrumentos científicos y herramientas basadas en proyectos y el uso de los datos.

“Así, cada proyecto está diseñado para cultivar experiencias en el aula resolviendo problemas del mundo real. De esta forma, los estudiantes emplean el pensamiento computacional y de diseño para desarrollar habilidades útiles y eficaces para su futuro profesional”, añadió el responsable de Educación de Microsoft.

En estas actividades, citó que los alumnos adoptan el rol de ingenieros de software, eléctricos, mecánicos y científicos de datos. “Algunos de los proyectos realizados por los alumnos son una mano robótica, un telégrafo, un sismógrafo, un medidor de la calidad el agua, un anemómetro o un aerogenerador y el próximo curso se repetirá la experiencia con nuevos proyectos de innovación y realidad virtual”, agregó.

30 centros y 900 alumnos

La directora general de Innovación y Equidad Educativa, María del Pilar González, destacó que el programa STEM, dentro del Plan Director de las TIC de la Consejería, ha posibilitado este curso en una treintena de centros educativos de Castilla y León que 900 estudiantes adopten roles de ingenieros de software, eléctricos, mecánicos y científicos de datos mediante distintos trabajos. “Se trata de crear y gestionar las competencias del alumnado para estar cualificados en el siglo XXI y algunos de ellos en el XXII”, expuso.

González añadió que para ello se “establecen sinergias con empresas líderes como Microsoft desde 2009″ de cara a conseguir que en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas se consiga subir sustancialmente la cifra que Eurostar da España, donde solo 13 de cada 1.000 estudiantes eligen estas especialidades. Por ello, consideró “clave” la formación en nuevas tecnologías del profesorado para trasladar luego sus conocimientos en los alumnos. “En los últimos cuatro cursos se han formado 41.000 docentes en la Comunidad, unos 10.300 por año, y se han organizado un total de 4.500 actividades”, precisó.

En cuanto al programa STEM y el proyecto denominado Ingenia señaló que en el presente curso los 58 profesores participantes acudieron a recibir conocimientos en el Centro de Formación e Innovación Educativa de Palencia (CFIE), elaborando un trabajo personal relacionado con las nuevas tecnologías educativas. “Se ha creado una plataforma colaborativa donde se apuntaban opiniones on line y luego se debatió de forma presencia todo lo hecho. La valoración ha sido muy satisfactoria, un 8,2 sobre diez, en torno a una iniciativa entre las muchas que se llevan a cabo con Microsoft”, arguyó.

Esos conocimientos luego transferidos al aula han posibilitado que un total de 900 alumnos participaran durante este curso escolar trabajando especialmente conceptos como la ingeniería eléctrica, la ingeniería mecánica, la programación y el análisis de datos. Y lo han hecho de una forma eminentemente práctica a través de un aprendizaje basado en proyectos, mediante la creación de una serie de objetos científicos que combinan el uso de materiales cotidianos como pueden ser pajitas, platos o vasos de plástico, con otros del área científica como robots, placas, microcontroladores o servomotores, entre otros.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close