Economía

Los nuevos autónomos de CyL tendrán 18 meses de cuota a 50 euros

Medida para el fomento del autoempleo

La Junta de Castilla y León acordó este martes con la Mesa del Autónomo de Castilla y León subvencionar, con cargo a sus propios presupuestos, el importe necesario para ampliar hasta 18 meses la tarifa plana de 50 euros que los nuevos autónomos tienen que abonar para darse de alta en la Seguridad Social. Actualmente, el Estado se hace cargo del coste de esa tarifa plana durante el primer año, y gracias a la medida acordada este martes, a partir del próximo 1 de octubre quienes lo soliciten podrán disfrutar de esa ventaja durante medio año más.

 

Además, la medida será extensiva con carácter retroactivo para los nuevos autónomos que comenzaron su andadura en enero de este año, en el caso de que sean menores de 30 años, tengan 55 años o más, o estén empadronados en municipios de la Comunidad con menos de 2.000 habitantes, independientemente de su edad.

Esta iniciativa se suma a la contemplada tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, donde se recoge la ampliación hasta 24 meses de la tarifa plana para los autónomos de los municipios con menos de 5.000 habitantes. Su aplicación, sin embargo, no implica que, en ese caso concreto, la tarifa plana se prolongue seis meses más hasta los 30, sino que el límite máximo seguirá siendo de 24.

Así lo acordó el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante el encuentro que mantuvo por el espacio de una hora con miembros de la Mesa del Autónomo de Castilla y León, como Soraya Mayo, de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATACYL); Yolanda Hernández, de la Federación de Autónomos de Castilla y León (FEACYL); Rosa Eva Martínez, de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León (TRADECYL), y Elvira Sánchez, de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla y León (UPTACYL).

El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, fue el encargado de desgranar la batería de medidas acordadas hoy, y señaló que desde que entró en vigor la aplicación de la tarifa plana para autónomos en 2013, un total de 56.000 personas se han beneficiado de ella en Castilla y León, alrededor de 11.000 al año. Teniendo en cuenta esa previsión, la extensión de la tarifa plana durante seis meses más (la Junta cubrirá en forma de subvención la diferencia entre la tarifa estándar de 278,87 euros y los 50 euros), junto con las otras nueve medidas anunciadas hoy (muchas de las cuales ya están en vigor desde hace meses), podría costar a las arcas regionales 110,1 millones de euros al año, aunque esa cantidad definitiva “variará en función del éxito que tengan las iniciativas”.

“Queremos que las nuevas ayudas resulten lo más flexibles y sencillas de solicitar para cualquier autónomo de cualquier lugar de Castilla y León”, afirmó Fernández Carriedo, antes de afirmar que las propuestas nacen “sin límite de finalización”, si bien “se irán revisando en función de las nuevas circunstancias o disfunciones que se puedan plantear”.

Otras medidas

El apoyo al autoempleo, el fomento de la contratación de trabajadores por cuenta ajena por autónomos y el impulso al emprendimiento de las mujeres en el sector agrario son los otros tres ejes de actuación por los que apostará el Gobierno regional este año en relación con los autónomos.

En el primero de ellos, se contemplan dos nuevas medidas: cuantías adicionales que incrementan el importe de la subvención, para aquellos nuevos autónomos de se den de alta, pasando de 500 euros a 1.500 euros si se trata de mujer; y además se incluyen nuevos colectivos no contemplados hasta el momento con incrementos en las ayudas, como los emigrantes castellanos y leoneses retornados que inicien una actividad económica (tendrán 1.500 euros adicionales) y las personas de 55 años o más que se den de alta (contarán con 3.000 euros adicionales).

En cuanto al fomento de la contratación por cuenta ajena, se amplía la subvención general de 3.000 a 4.000 euros en la contratación indefinida de trabajadores; y a 7.000 euros si el trabajador contratado tiene 55 años o más y de 3.500 a 4.500 euros en la contratación indefinida del primer trabajador. Además, se establecen ayudas adicionales en la contratación de mujeres, pasando de 500 a 1.500 euros y de 1.500 euros para emigrantes castellanos y leoneses retornados.

En los supuestos de transformación de determinados contratos temporales en indefinidos, con una cuantía general de 1.500 euros se establece una nueva ayuda de 3.000 euros si la transformación es de contratos temporales de 12 meses, a jornada completa, formalizados con personas de 55 o más años de edad. Y asimismo se crea una nueva subvención de 6.000 euros para la contratación por un período temporal de un año, a jornada completa, de personas de 55 o más años de edad, estableciéndose una cuantía adicional de 500 euros si se trata de mujer.

Por otra parte, en lo relativo al impulso del emprendimiento de mujeres en el sector agrario, hay tres medidas nuevas: la extensión de la subvención del 50 por ciento de la cuota a las mujeres de entre 46 y 54 años de edad; la subvención hasta el 75 por ciento de la cuota en el caso de mujeres de 55 años o más y la financiación hasta el 75 por ciento de la cuota a aquellas mujeres que tengan la condición de víctimas del terrorismo y de violencia de género, independientemente de su edad. Las diez nuevas medidas de ayudas se suman a las que ya se encontraban en vigor en cada una de las áreas citadas.

Valoraciones

La presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Castilla y León, Soraya Mayo, subrayó que “el movimiento de autónomos ya ha cumplido su mayoría de edad en la Comunidad” y consideró que las medidas que se han adoptado hoy, entre las cuales destacó la ampliación de la tarifa plana, “son muy importantes”. “Se ha mejorado la medida inicial que estaba pactada con Cs y PP, y ahora atiende a todos los colectivos, a todas las edades independientemente de su lugar de residencia y edad. En Castilla y León aún hacen falta estímulos para emprender; tenemos muchas herramientas, pero hay que darles difusión y hay que trabajan en la consolidación de las empresas promovidas por autónomos que ya están en marcha”, subrayó.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Autónomos de Castilla y León (FEACYL), Yolanda Hernández, destacó que “la formación y la ayuda en la gestión empresarial es muy importante” y por ello “es preciso que se promuevan en el mundo del autónomo y la empresa, porque todo autónomo tiene una serie de obligaciones y es fundamental que tenga una formación sólida”. A su juicio, es decisivo que las medidas contempladas en este acuerdo “lleguen a cuantos las puedan necesitar” y “que la difusión que se haga sea constante”.

También valoró el acuerdo la responsable de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de Castilla y León (TRADECYL), Rosa Eva Martínez, que instó a que todos los autónomos acudan a las asociaciones “antes de dar cualquier paso”, para evitar que puedan quedar fuera de las ayudas. “También hay ayudas en el ámbito del estado, de los ayuntamientos y de las diputaciones. Debemos recopilar todas para que le permita visualizar fácilmente a cualquier autónomo cuáles son los medios a los cuales pueden tener acceso de una forma rápida, sin marearse entre las distintas administraciones”, explicó.

Además, afirmó que “si queremos dignificar la figura del emprendedor y del autónomo hay que perseguir el fraude” y pidió que desde la inspección de trabajo se persiga la figura de los falsos autónomos, que “deberían ser contratados por parte de las empresas”. “Nos queda mucho trabajo por hacer”, resumió.

Por su parte, Elvira Sánchez, de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla y León (UPTACYL) destacó que el acuerdo alcanzado hoy es “importante” y agradeció el trabajo de todos los integrantes de la Mesa del Autónomo por hacerlo posible.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Close