Castilla y León

Antonio Silván aparece en las grabaciones del caso ‘Enredadera’

El empresario Ulibarri lo consideraba como un empleado suyo

Los más de 8.000 folios correspondientes a la yrama ‘Enredadera’ desvelada por la UDEF desgranan una cascada de irregularidades que alcanzan a todas las esferas políticas en la provincia de León. La misma salpica a casi una decena de ayuntamientos y deja entrever cómo la enredadera, prendida desde la firma Gespol con el fin de hacerse con diferentes contratos y concursos públicos para la gestión del tráfico, fue revelando todo tipo de amaños para hacerse con adjudicaciones.

 

La documentación a la que ha tenido acceso El Norte de Castilla cuestiona abiertamente la forma de proceder de los principales políticos leoneses y revela, según los autos, la forma de proceder del alcalde de León, Antonio Silván (no imputado en esta causa, pero ampliamente citado en la misma), el concejal de este mismo ayuntamiento, José María López Benito, la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, el alcalde de Villaquilambre, Manuel García, el alcalde de Villarejo del Órbigo o Joaquín Llamas, entre otros.

Todos y cada uno de ellos, de un modo u otro, cayeron dentro de la ‘enredadera’. Desde 2016 los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) grabaron con autorización judicial las conversaciones de los principales responsables de esta trama, siempre con José Luis Ulibarri a la cabeza.

A lo largo de la instrucción se transcriben, palabra a palabra, las acciones presuntamente delictivas realizadas para acceder a obras del Ayuntamiento de León, las gestiones para presionar a los alcaldes del alfoz y el Órbigo leonés, y cómo éstos se sometieron ‘uno a uno’ a un empresario que nunca dudaba en utilizar su poder mediático como dueño de periódicos, emisoras de radio y una parte de la televisión autonómica para presionar y amedrentar a la clase política hasta su sometimiento, según informa El Norte de Castilla.

Sirvan como ejemplo las palabras grabadas Ángel Luis García Martín ‘El Patatero’, mano derecha del empresario José Luis Ulibarri, quien presume en las conversaciones grabadas por la UDEF de que el alcalde de León es un empleado más de Ulibarri, advirtiendo que si Antonio Silván no se pliega a sus deseos puede durar una semana, ante el ‘fuego informativo’ que pueden llegar a desplegar sus medios.

Textualmente: «AL (Angel Luis, ‘El Patatero’) (asegura) que Silván es el tonto útil de José Luis (Ulibarri), que si se mueve un poco le pone en la puta calle. AL que él (AL) es la propiedad y que él (Silván) es un empleado como Joaquín, Pablo Lago o Santiago Sarmiento. Que él (Silván) sabe parte de la jugada de Ciudadanos en la Junta. AL (Ángel Luis) que ha estado con José Luis (Ulibarri) estos días y está todo ordenado, que es un empleado y que si no interesa en una semana lo echan, que es solo un empleado y va a luchar por conservar el puesto. AL que a él (Silván) se le invita a alguna comida, pero cuando hay algo que tal va Joaquín o Pablo, que es un tonto útil, como los alcaldes de Palencia, Astorga o Ponferrada».

Las reveladoras trascripciones de las conversaciones recogidas por la UDEF a lo largo de los 8.000 folios, ahora fuera del secreto de sumario, amenazan con dar un vuelco completo al panorama político provincial al destapar conexiones insospechadas.

Las componendas entre las partes llegaron a su fin con las investigaciones que han dado pie al auto que a lo largo de los próximos días será desgranado por completo en El Norte de Castilla.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Close