LocalPortada

Salamanca: Somos los primeros

El alquiler de una habitación en las capitales de la Comunidad oscila entre los 217 euros mensuales de Salamanca y los 143 de Zamora

 

El precio de alquiler de habitaciones en las capitales de provincia de la Comunidad oscila en el mes de agosto entre los 217 euros de Salamanca y los 143 de Ávila, según un informe de idealista. Los datos, que no incluyen a Palencia, sitúan el precio por habitación en Soria y Burgos en 214 euros mensuales; en Segovia, 208; en Valladolid, 200; en León, 198, y en Ávila, 176 euros.

 

ICAL.  En cuanto a su evolución respecto a agosto de 2017, los precios se elevaron un 6,3 por ciento en la capital burgalesa; un 5,5% en Ávila, y un 4,4 % en Zamora y Valladolid. También hubo incrementos en Salamanca 4,3 % , León 1,8 % y Segovia 1,2 %. Del resto no consta información. La edad media para el alquiler de habitaciones es más baja en Salamanca y Ávila, 27 años; seguida de Burgos, 28; León y Segovia, 29, y Valladolid y Zamora, 30.

Idealista asegura que el coste de alquilar una habitación en un piso compartido en España se ha encarecido un siete por ciento en el último año, hasta situarse en los 331 euros al mes de media. La oferta de habitaciones, en cambio, se redujo un 3,3 % en ese periodo.

El mayor incremento de precio se registró en Toledo 14,4 %, seguido por Málaga 11,2 %, Murcia 10,7 % y Valencia 9% . El precio solo se redujo en dos capitales, siendo Logroño donde más bajó -1,3 % mientras que en Lleida cayó un 0,6 %. En todas las demás capitales españolas, los precios del piso compartido subieron este año.

Barcelona es la ciudad con las habitaciones más caras del país, ya que se solicitan 429 euros mensuales por alquilarlas. Le siguen Madrid (403 euros mensuales), Palma (402 euros) y San Sebastián (390 euros). Zamora es, en cambio, la ciudad más económica de entre las analizadas por idealista (150 euros mensuales), seguida por Lugo (156 euros), Cáceres (160) y Ciudad Real (164 euros).

Las personas que comparten piso en España tienen un perfil similar al que tenían el año pasado, aunque la edad media ha crecido hasta los 31 años: viven en el centro de las grandes ciudades, no fuman (aunque son tolerantes con los que lo hacen) y no tienen ni admiten mascota.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Close