LocalPortada

La Junta da marcha atrás en su idea de cobrar por usar los probadores en las tiendas

Para evitar el abuso de quienes compran por internet pero vana los comercios para probarse prendas idénticas para ver cómo le sientan

“¿Quién soy yo para proponer al comerciante que haga nada? Yo no soy nadie”. Con estas palabras, la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, matizó este miércoles que la idea que lanzó el martes de cobrar a los clientes de los comercios de proximidad para probarse ropa “se trataba solo de un ejemplo, no de una propuesta que se realizara a ninguna asociación de comerciantes”.

 

Sin embargo, se mostró satisfecha con que sus declaraciones “sirvieran para generar un debate necesario” dentro del sector del comercio de proximidad, para que “dentro de unos años el paisaje urbano no cambie y se sigan manteniendo las tiendas y escaparates”, a los que se ha referido como “una seña de identidad de Castilla y León, España y Europa”.

Pilar del Olmo insistió en que “el comercio de proximidad pierde efectivos y afiliados”, por lo que debe “adaptarse a los nuevos tiempos con medidas revolucionarias” para que “dentro de 20 años pueda seguir existiendo”.

El cobro al cliente por probarse ropa en la tienda es, como recordó la consejera, “algo que ya existe en algunos sitios de España”, pero es “tan solo un ejemplo para innovar y renovar el sector” en aras de su supervivencia.

Algunas tiendas han empezado a cobrar a sus clientes por utilizar los probadores, debido a que se ha detectado un aumento del usuarios que solo van a probarse prendas que han visto en internet para ver como les sientan, pero sin la intención de adquirirlas en la tienda tradicional.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close