Más noticias

Nuevo episodio de violencia y disturbios del independentismo catalán

Los CDR, que horas antes había espoleado Torra, intentaron asaltar el Parlament

Los Comités de Defensa de la República (CDR), a los que el president Quim Torra había espoleado a seguir “apretando” por la independencia, protagonizaron este lunes diversos actos de violencia que culminaron con el intento de asalto al Parlament y un enfrentamiento con los Mossos, en el segundo incidente violento y de disturbios en apenas dos días, tras los incidentes en la manifestación de Jusapol en Barcelona.

 

Esa fue su forma de conmemorar el primer aniversario del 1-O. Les ofrecieron hace un año la independencia y la república, y ahora la reclaman enfrentándose a los mismos que entonces los utilizaron como ariete contra el Gobierno de España en su desfase soberanista.

Las protestas arrancaron muy pronto, a las 7.00 horas cortaron las vías de la estación del AVE en Girona y provocaron cortes de carreteras y retenciones de tráfico.

A las 12.00 horas, en el centro de Barcelona, se inició una manifestación estudiantil, a la que acudieron unas 13.000 personas según la Guardia Urbana, mientras unos 600 activistas de los CDR, paralelamente, marchaban por otros puntos de la ciudad, hasta llegar a la sede de la Bolsa, donde algunos de ellos se encadenaron. Por la tarde, unas 180.000 personas, según la Guardia Urbana, participaron en la manifestación convocada en Barcelona por la ANC y otras entidades soberanistas para reivindicar el cumplimiento del “mandato” del 1-O, un año después del referéndum unilateral.

La movilización terminó sobre las 20.30 horas ante el Parlament con abucheos al president Torra y escenas de tensión, incluyendo un intento fallido de ocupar el Parlament. Los manifestantes derribaron algunas vallas y las lanzaron contra los agentes, a los que tambiénarrojaron pintura, palos de banderas y botellas de agua, e incluso se enfrentaron físicamente a los voluntarios de la ANC y de otras entidades organizadoras de la movilización.

Pasadas las 21.00 horas, los Mossos cargaron contra un grupo de manifestantes que se había desviado y, en lugar de dirigirse al Parlament, se había concentrado frente a la Jefatura Superior de la Policía Nacional, en la Via Laietana.

Después de las 22.00 horas, los agentes antidisturbios de los Mossos también cargaron contra los manifestantes concentrados a las puertas del Parlament, al que no pudieron acceder porque la entrada estaba bloqueada.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close