Local

Frases célebres que ‘prestó’ Salamanca

Son dichos o refranes que nacieron en las aulas de la Universidad y se exportaron a España y Latinoamérica

 

Ochocientos años dan para mucho, tanto es así que numerosas frases o expresiones que se utilizan en toda España y Latinoamérica salieron o nacieron aquí, en Salamanca, tanto en sus calles como en sus aulas.

¿Quién hubiera pensado que ‘Salir por la puerta grande’ no era una expresión taurina? Nada más lejos de la realidad. Esta frase surgió cuando los estudiante aprobaban el último examen y salían graduados por la puerta grande de la Catedral, después de haber estado toda la noche ‘en capilla’, es decir estudiando antes de enfrentarse al tribunal que los iba a examinar.

Los que no aprobaban, abandonaban la Catedral por la puerta de Carros, lo que viene siendo, la puerta de atrás.

La biblioteca de la Universidad. Foto. salamancatourvirtural.es.

El País en su artículo ‘Ser un gorrón’ y otras frases hechas que nacieron en la Universidad de Salamanca, también recoge: ‘Derecho al pataleo’ que hemos dicho en más de una ocasión como sinónimo de protesta ante el último recurso que nos queda cuando sentimos que se ha cometido una injusticia y que sabe de antemano que tienes perdido el recurso.

Esta frase, según señala El País, viene de las diferencias entre clases sociales quedaban reflejadas en las aulas universitarias. Los estudiantes de clases acomodadas ocupaban las mejores posiciones, siempre sentados y sus criados iban antes para ‘calentar el asiento’. Después, cuando sus amos llegaban para recibir la lección, ellos se iban para atrás, y pidieron a las autoridades universitarias que al llegar pudieron patalear para calentar sus pies. Este ‘derecho al pataleo’ se les fue concedido.

Los gorrones ‘nacieron’ en Salamanca, al menos eso dice Quevedo el romance Boda y acompañamiento del campo, donde cuenta que los gorrones salmantinos y de la “suculenta” sopa de nabo que tomaban habitualmente los estudiantes en los pupilajes y Colegios Mayores: “Don Nabo, que, viento en popa, / navega con tal bonanza, / que viene a mandar el mundo / de gorrón de Salamanca”. Se refiere a estudiantes que se especializaron en colarse en banquetes y celebraciones y en vivir del cuento, es decir, en “comer y vivir de gorra”. Lo que ahora se llama ‘canaperos’.

El refranero español también cuenta con numerosas alusiones a la Universidad de Salamanca. Así, se pueden encontrar: ‘Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta’; ‘Estudiante salmantino, tunante fino’; ‘Desde San Lucas, patrón de Medicina, hasta Navidad, hay pocos estudiantes de verdad’; ‘Libro cerrado no saca letrado’; ‘Necio que sabe latín, doble rocín’; ‘Salamanca, madre de las Ciencias’.

Por último, grandes personajes han hablado de Salamanca y esto es lo que dijeron:

Miguel de Cervantes: ‘Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que la apacibilidad de su vivienda han gustado’.

Víctor Hugo:
Salamanca reposa sonriente sobre sus tres colinas.
Duerme al son de las mandolinas
Y se despierta sobresaltada por el griterío de sus estudiantes

Miguel de Unamuno:
Salamanca, Salamanca
renaciente maravilla
académica palanca
de mi visión de Castilla.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Echa un vistazo

Close
Close