Provincia

Lleno en la primera jornada de puertas abiertas de Berkeley

La minera espera la licencia urbanística y el último informe del CSN para construir las instalaciones

Berkeley Minera llenó este martes la nave donde tenía organizada una jornada informativa de puertas abiertas, para que los vecinos de Retortillo y Villavieja pudiera exponer a la empresa sus inquietudes y cualquier otra cosa que quisieran saber acerca del proyecto para abrir una mina de uranio.

 

Es la primera jornada de este tipo que la compañía minera quiere organizar y ya está en marcha otra con asociaciones de ganaderos, que también tienen interés por conocer el impacto del proyecto en su sector.

El vicepresidente de Berkeley España, Francisco Bellón, junto a varios técnicos de la compañía, se encargaron de exponer el proyecto y responder a sus dudas.

Precisamente, sobre su incidencia en el sector agroganadero, Bellón reiteró que “los estudios de impacto ambiental garantizan la no afección a la actividad agrícola y ganadera. Entre 1968 y el año 200 hubo una explotación similar en Saelices y la afección fue cero en la ganadería. No haremos nada que no se haya hecho antes”.

Dijo que los residuos que generará la actividad minera “son distintos a los de una central nuclear, porque no tratamos con uranio enriquecido. Los residuos de una explotación de uranio tienen una pequeña cantidad de uranio y necesitan un tratamiento especial, pero todos nuestros residuos y el material que extraemos son de baja radiactividad”.

Explicó que los residuos se encapsularán en las cortas ya explotadas. Es decir, los agujeros que se vayan haciendo en el terreno para extraer el mineral se forrarán de arcilla y plástico y se cubrirán de arcilla y plástico para evitar filtraciones”, y precisó que están obligados a hacerlo de tal manera que no haya filtraciones en mil años.

La empresa está a la espera de culminar dos trámites administrativos para iniciar la construcción de la mina. El primero es la licencia urbanística, que debe conceder el Ayuntamiento de Retortillo y que se había demorado porque no había secretario en el Consistorio.

El segundo es el informe que debe emitir el Consejo de Seguridad Nuclear sobre si el proyecto presentado por Berkeley cumple los requisitos exigidos.

Bellón señaló que se trata de dos trámites que están “reglados” y que Berkeley “cumple todos los preceptos”, por lo que espera no tener problemas para superarlos.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

One Comment

  1. uyyyyyyy yo creo que les falta un permiso más importante, porque debéis de saber que el Ayuntamiento de Retortillo ni pincha ni corta…. en el sentido de hacer efectiva la apertura de la mina y de las demás instalaciones radiactivas de 1ª categoría; el CNS es un organismo que vela por la seguridad nuclear y radiológica (es un órgano consultivo)…………………………………………………………………………y ese permiso es el del Ministerio de Transición Ecológica. Abrir un montón de minas de uranio (talando miles de encinas centenarias) con los riesgos ciertos que ello conlleva , por contaminación radiológica, para el medio ambiente, para las poblaciones, para las personas, para los acuíferos y para los ríos (tanto en Salamanca como en Portugal) y todo por los intereses particulares de una empresa, no cuadra mucho que digamos con una transición ecológica y máxime teniendo en contra para dichas aperturas (por mayoría) a los parlamentos de España y Portugal.

Deja un comentario

Close