Cosas de la vida

Cómo evitar esas molestas llamadas promocionales

La mejor solución para dejar de recibir spam telefónico es inscribirse en la Lista Robinson.

Todos odiamos recibir esas molestas llamadas de compañías telefónicas. Más si el teléfono ha sonado en mitad de alguna actividad importante o haciendo la siesta y si no estás ni remotamente interesado en nada de lo que te puedan contar. Antes simplemente lidiábamos con ello, pero ahora existen mecanismos para poder evitar que las compañías te inunden de ofertas indeseadas.

 

Antes de nada, hay que tener en cuenta que la Ley sí permite el envío de ofertas publicitarias, sin embargo lo que no es tan lícito es que las compañías contacten con estos fines a usuarios con los que no tienen una relación contractual previa. Además, se estipula que los servicios que estén promocionando deben ser similares a los contratados por el usuario al que llaman.

Afortunadamente, sí se pueden evitar este tipo de llamadas. La Ley contempla el derecho de oposición a recibirlas. Este lunes, la Audiencia Nacional anunció multas de hasta 30.000 euros a dos empresas subcontratadas por Orange que publicitaban productos de Jazztel a clientes inscritos en la lista de exclusión de llamadas, también conocida como Lista Robinson.

Desde mayo de este año, la Agencia de Protección de Datos cuenta con estas listas para evitar llamadas no deseadas. Son de inscripción gratuita para los usuarios y estos solo deben registrarse con su nombre. Las empresas pagan para consultarlas con el fin de saber a quienes no deben dirigir sus promociones y, tres meses después, ya no queda rastro de publicidad no deseada.

El número de nuevas personas suscritas a la Lista Robinson ya alcanza las 23.500, aumentando en un 35% desde la entrada en vigor de la nueva ley europea de protección de datos. Mientras el pasado año se contaban 58.386 inscritos, este año alcanzan los 79.000.

En caso de que la compañía en cuestión no deje de realizar llamadas pese a estar inscrito en una de estas listas, tan solo hay que denunciarlo ante la AEPD, la cual establece cuantiosas multas como las recientemente impuestas por la Audiencia Nacional.

Pero no hace falta recurrir a la Lista Robinson. A veces basta con una solución tan sencilla como el bloqueo de llamadas. La única pega es que se debe hacer individualmente con los números de los cuales no queramos recibir llamadas, y las empresas no utilizan siempre los mismos números. Por su parte, Google ha intentado paliar esto con una nueva función de reconocimiento de spam que indica, junto al número, si se puede tratar de fraude o publicidad.

Otro tipo de llamadas con las que también hay que tener cuidado son las denominadas robocalls. Emplean un marcador automático computarizado que entrega al receptor un mensaje pregrabado. Con el fin de evitar estas y otras intrusiones han nacido diversas app con bases de datos que se actualizan constantemente con los números no deseados (listaSpam, Tellows, Hiya o Nomorobo entre otras).

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

One Comment

  1. Todo eso está muy bien….. Pero siempre tenemos que ser los particulares quienes nos tenemos que mover, ya es hora de que lo solucionen con leyes pero que se pongan en práctica cosa que no sucede y dejen ya de molestar a cualquier hora del día y encima ni siquiera contestan……… Un cabreado como una mona

Deja un comentario

Close