LocalPortada

Salamanca, incluida entre las ciudades con mejores tapas

La sitúa entre las que tiene una oferta amplia y sustanciosa

El diario El Confidencial acaba de elaborar un reportaje sobre las ciudades donde mejores tapas gratis hay y entre las cuatro ciudades elegidas está Salamanca.

 

Comienza con una referencia sobre el origen del vocablo ‘tapa’. Señala que “su origen es incierto, algunos responsabilizan al rey Alfonso X el Sabio de su creación, otros, a Alfonso XIII. La historia más detallada es la de este último. Al parecer, en un viaje oficial a la provincia de Cádiz, el monarca decidió hacer una parada en el Ventorrillo El Chato (que sigue abierto hoy en día, y que fue creado en 1780). Se pidió una copita de jerez. El dueño, para evitar que el vendaval que levantaba la arena de la playa de la Cortadura estropeara el pedido de su majestad, ‘tapó’ el vaso con una fina loncha de jamón. El rey se acabó la bebida y pidió otra, eso sí, con ‘una tapa igual’”.

Precisa que  “hay que dejar una cosa muy clara: si se llama tapa, es gratis. No hace falta especificar,… Según la Real Academia Española, una tapa es una “pequeña porción de algún alimento que sirve como acompañamiento de una bebida”. Una descripción muy amplia. ¿Son unos panchitos una tapa? ¿Y unas aceitunas? ¿Y unas banderillas? ¿Unas patatas fritas de bolsa encima de un plato pasan a ser tapa si se le ponen cuatro boquerones en vinagre por encima? No hay respuestas fáciles”.

En todos los lugares de España hay bares que ponen buenas tapas, malas tapas o, directamente, no tapa. Por eso tenemos que valorar la ‘calidad media del tapeo’ de cada ciudad.

Abre el listado de ciudades ‘taperas’ con Granada, donde la denominación de tapa es literal, sin sobreprecio al pedir una caña y abundante, sobre todo en los bares de estudiantes.

Le sigue León, donde el reportero se ha encontrado un bar donde te ponen una croqueta solo con un corto de cerveza (en Salamanca ya está desterrado el corto, salvo en bares de barrio de confianza).

A continuación aparece Jaén, donde el tapeo alcanza más calidad que en Granada.

Por último, cita a Salamanca, de la que dice que es “otra ciudad universitaria, de hecho, la primera de España. Llegados a este punto es posible pensar que el éxito de la tapa venga dado por la presencia de estudiantes. Lo que es seguro es que la ciudad castellana, que está cerca de cumplir los tres milenios de existencia, es un paraíso para salir de cortos y tapas. Al igual que León, el ambiente es palpable en sus calles”.

No hace falta hablar de la amplia oferta de establecimientos en la ciudad. Empezando por la Plaza Mayor se puede de tapas ir a la cafetería Berysa, un clásico restaurante para comer bien en Salamanca donde la variedad y la calidad constituyen una seña de identidad. Hay otros locales que se extienden por el centro y algunos ya especializados en las tapas la nueva cocina. En fin, algo que ya conocemos los salmantinos. La única precisión que habría hacer es que en Salamanca apenas quedan bares que te regalen la tapa. Ahora son pinchos que se cobran aparte. Solo hay que elegir bien el local para que merezca la pena.

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Close