Jesús Málaga

Un gran escritor argentino pesimista con el género humano

Fueron varios los personajes de la literatura española y universal que tuve la suerte de conocer, pero me gustaría referirme…

Leer más »

Un liberal alemán en el Paraninfo

Hans-Dietrich Genscher  era el ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal Alemana cuando España entró en el Mercado Común…

Leer más »

Los artífices de la entrada de España en Europa

Giulio Andreotti visitó Salamanca para recibir el doctorado honoris causa de la Universidad. El Gobierno socialista había pedido a las…

Leer más »

Por fin, un papa en Salamanca

El papa Juan Pablo II vino a Salamanca para visitar la basílica de Santa Teresa en Alba de Tormes y…

Leer más »

Un presidente pobre

Mário Soares es una persona sencilla y educada. Visitó Salamanca para asistir al homenaje que la Universidad tributó a Enrique…

Leer más »

El heredero del Japón pudo estudiar en Salamanca

La comida de los príncipes de Japón, al igual que la de los reyes, se sirve de fuentes distintas que…

Leer más »

Los emperadores del Japón en Salamanca

Los actuales emperadores de Japón visitaron por primera vez Salamanca cuando eran príncipes herederos.

Leer más »

El presidente francés que conocía Salamanca con todo lujo de detalles

François Mitterrand fue, sin duda, la persona más preparada que he conocido. Visitó Salamanca en marzo de 1987. Mostró su…

Leer más »

Los príncipes de Gales en Salamanca

En Salamanca fuimos, María José y yo, quienes junto a los príncipes y las infantas formamos una fila en la…

Leer más »

Salamanca se puso de moda

Los príncipes de Gales, Carlos y Diana, realizaron una visita oficial a España en la que pidieron incluir Salamanca. En…

Leer más »

El Campus Miguel de Unamuno

La Salamanca moderna quiso recordar aún más a don Miguel, para que se cumpliera el “di tú que he sido”.…

Leer más »

El cementerio de San Carlos

Y seguimos con nuestro recorrido unamuniano. Volvemos al cementerio católico de Salamanca.

Leer más »

En recuerdo de Atilano Coco

Cuando accedí a la alcaldía de Salamanca conecté con la comunidad protestante, entonces con el culto en unos bajos del…

Leer más »

Atilano Coco, amigo de Unamuno

En el teso de la Chinchibarra, junto al centro de salud Sisinio de Castro, Garrido Norte, se encuentra una residencia…

Leer más »

La llegada de Unamuno desde el exilio

Fuera de lo que se considera el casco histórico de Salamanca he escogido tres lugares para el recuerdo de don…

Leer más »

El Casino y don Miguel

Al lado de la Plaza Mayor, con su entrada principal por la calle Zamora, se encuentra el palacio de Figueroa,…

Leer más »

La Plaza Mayor de Unamuno

Seguimos nuestro recorrido salmantino que nos lleva tras las huellas de Unamuno y llegamos a la Plaza Mayor. Cuantas veces…

Leer más »

Las obras de Dorado Montero

Antes de terminar con la referencia a Pedro Dorado Montero en su relación amistosa con don Miguel de Unamuno permítaseme…

Leer más »

La muerte de Dorado Montero

Muchos de los que lean estas líneas recordarán que hasta los primeros años de la democracia existía en el cementerio…

Leer más »

Dorado Montero y Unamuno

Al lado de San Esteban se encuentra el convento de los padres carmelitas calzados, los que santa Teresa llamaba “los…

Leer más »

Los dominicos y Unamuno

Desde la Casa Lis, bajando por la cuesta de Carvajal y la cueva de Salamanca, llegamos a los Dominicos. Unamuno…

Leer más »

Los desmanes en la monumentalidad salmantina

Los años en los que vivió don Miguel de Unamuno en la ciudad fueron malos para la conservación de la…

Leer más »

San Ambrosio y la Casa Lis

De las catedrales pasamos a la calle Gibraltar, en ella nos encontramos con dos edificaciones que nos hablan de don…

Leer más »

El palacio de Anaya y el barrio catedralicio

Dentro del recinto universitario, en el que fuera colegio mayor San Bartolomé, hoy conocido como palacio de Anaya, se halla…

Leer más »

La casa Rectoral

Salimos del edificio de la Universidad de Salamanca a la calle y nos encaminamos a la casa rectoral.

Leer más »
Close