General

¿Qué me pasa? // What’s happening to me?

La sensación de pérdida de la visión, la misión y valores en una compañía, e incluso a nivel personal, es muy frustrante; nos sentimos desorientados, descentrados, desmotivados y fuera de lugar. Este estado puede hacer disminuir el rendimiento y productividad del personal y de la empresa puesto que la negatividad entra a formar parte de nuestro día a día e incluso provocar el “síndrome del quemado”.

Para evitar este tipo de situaciones debemos mantener fresca nuestra declaración de visión, misión y valores; recordar y realimentar las estrategias; repasar los planes de producción, formación, calidad, prevención de riesgos, etc., lo cual puede ser conseguido manteniéndolos expuestos en nuestros tablones de anuncios y verificando que se cumplen.

A nivel personal debemos trabajar y enseñar:

Con relación al primero, es bueno alternar las labores rutinarias con otras que puedan ser más creativas, tales como afrontar los pequeños problemas (generalmente siempre lo retrasamos) e incluso hacer los informes que, también, siempre lo dejamos para el final; estas dos tareas nos permiten liberar en cierto modo nuestra imaginación, pues no debemos apartarnos del rigor, de los objetivos y de las metas establecidas para realizarlas. Asimismo, debemos esforzarnos por mantener y mejorar el nivel de calidad de nuestra aportación a la empresa que ya es gratificante por si solo.

En cuanto a la enseñanza, debemos pensar que en la empresa, como en cualquier lugar, hay maestros y estudiantes y que dependiendo del conocimiento, la experiencia y el momento seremos uno u otro. Si hacemos partícipes a nuestros compañeros de lo que sabemos nos sentiremos más útiles y motivados.

Finalmente, debemos tener en cuenta que hacer y enseñar son dos habilidades diferentes, que ninguna de ellas es superior a la otra y que ambas juntas nos permitirán seguir el rumbo y cumplir los objetivos, trabajar con calidad y no perder el horizonte.

What’s happening to me?

The sense of loss of vision, mission and values in a company, and even to ourselves, is very frustrating; we feel disoriented, offset, unmotivated and misplaced. This state may decrease performance and staff productivity and business since negativity becomes part of our daily life and even cause «burnout».

To avoid such situations we must keep fresh our statement of vision, mission and values; remember and feedback strategies; reviewing production, training, quality or risk prevention plans, which can be achieved by keeping exposed in our bulletin boards and verifying that are met.

On a personal level we must work and teach:

In regard to the first, it is good to alternate routine tasks with other that can be more creative, such as small problems facing (usually always delayed) and even make reports, always leave until last too; these two tasks allow us to free our imagination in a way, because we must not separate us from the rigor, set objectives and targets to perform them. We must also strive to maintain and improve the quality of our contribution to the company that is already rewarding by itself.

As for education, we have to think that the company, as elsewhere, there are teachers and students and that depending on the knowledge, experience and time will be one or the other. If we engage our fellow about we know we will feel more useful and motivated.

Finally, we must consider that to do and teach are two different skills, none of them is superior to the other and that both together will allow us to follow the course and meet objectives, quality work and not lose the horizon.

Más información en: GESPROSAL


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba