LocalProvincia

Uso de influencias en la UE para autorizar la mina de uranio de Berkeley

Manuel Lamela, ex concejero de Sanidad con Esperanza Aguirre, y mano derecha de Arias Cañete cuando era ministro de Agricultura con Aznar, fue su número dos, medio para que la Unión Europea, donde Arias Cañete ahora es comisario de Energía, diera luz verde al proyecto de la mina de uranio de Berkeley, en Retortillo, a pesar de la oposición al proyecto de los vecinos y de Ecologistas en Acción.

Según publica la Cadena SER Lamela fue contratado por Berkeley como representante de los intereses de la compañía en la Unión Europea y así poder actuar como lobbista. Esta nueva faceta laboral de Lamela, que nunca ha trabajado en el ámbito energético ni minero, se produjo unos meses después de que Arias Cañete fuera nombrado comisario de Energía hecho que ocurrió en noviembre de 2014.

En diciembre de ese mismo año, Lamela ficha por Berkeley, según pudo saber la cadena SER, y es cuando el proyecto de la mina de Retortillo fue sometido al dictamen de la Unión Europea. El departamento que tenía que examinar el proyecto era el de Arias Cañete, quien después de cinco meses, en junio de este mismo año, le dio el dictamen positivo de la Comisión Europea sobre la mina de uranio de Retortillo.

La otra cara de la moneda

El proyecto minero de Berkeley no gusta en la zona, ni a los vecinos de Retortillo, ni a los pueblos aledaños, ni a los grupos ecologistas.

Boada fue el municipio elegido en julio para la asamblea ciudadana, convocada por la Plataforma Stop Uranio, y a la que asistieron más de 150 personas de la zona, incluidos representantes públicos: alcaldes, concejales, diputados provinciales y procuradores de las cortes regionales y representantes de organizaciones agrarias.

Todos los asistentes, incluidos los representantes públicos, mostraron su oposición a este proyecto inútil e innecesario y que supone dejar sin futuro los pueblos de la zona, pues será ya imposible seguir desarrollando cualquier actividad económica actual: no podrá haber ni ganadería, ni agricultura, ni turismo rural. Las plantas de obtención del uranio, la radiactividad, los vertidos y los residuos, lo contaminarán todo y para siempre.

El coordinador regional de COAG, Aurelio Pérez, señaló durante el acto que con este proyecto “unos pocos (Berkeley) quieren ganar mucho dinero en muy poco tiempo. Mientras que los ganaderos, los agricultores y la gente de la zona lo que quieren es ganar durante mucho tiempo el dinero suficiente para poder vivir dignamente en los pueblos de la zona”.

Ese mismo mes, el Consejo de Seguridad Nuclear impidió a Berkeley que esta instalación y explotación incluyera el tratamiento de minerales procedentes de otros yacimientos de uranio satélites del de Retortillo (los que tiene a 10 kilómetros al norte de Retortillo, la llamada Zona 7 (las más rica en uranio de todas); en Alameda de Gardón (a 57 kilómetros al sur, todavía en la provincia de Salamanca) y Gambuta, en Peraleda de San Román -Cáceres-). En ese caso, precisaría de otra nueva autorización del Ministerio. Según la plataforma, esta limitación “supone un serio revés para la viabilidad económica, la rentabilidad del proyecto”.

Hace unos meses, en octubre, La plataforma Stop Uranio denunció a Berkeley Minera España S.A.U ante la Junta de Castilla y León, Subdelegación de Gobierno, Ministerio de Industria, el Consejo de Seguridad Nuclear y el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes, “por la mala praxis en la ejecución y restauración de sondeos de explotación de uranio y gestión de residuos radioactivos realizados por la empresa australiana en terrenos del término municipal de Villavieja de Yeltes, debido a las afecciones a la radiología ambiental que supone”.

“Una mentira”

La plataforma Stop Uranio cree que el proyecto de la empresa Berkeley “es una mentira” y que la compañía solo quiere obtener los permisos para esa explotación y luego vendérselos a quien realmente esté interesado en hacer la mina.

Mostrar más


Noticias relacionadas

4 comentarios

  1. Las puertas giratorias, el pan nuestros de cada día con el PPSOE. Es intolerable! Necesitamos medidas de control ciudadano eficaces, y creo que sólo PODEMOS lo lleva como un eje claro en su programa.

    Y por supuesto, muchos venían denunciando lo ilegal de la mina de Uranio, ahí han estado luchando Ecologistas, Equo, Podemos… Por suerte ahora han confluido en una sola candidatura y espero se posicionen firmes contra la mina y en defensa del mundo rural.

  2. Podemos? Podemos no hizo más que sumarse a las denuncias de otras formaciones. Eso les honra, pero las iniciativas institucionales fueron de Equo e IU.

Deja un comentario

Botón volver arriba