Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Euratom «celebra» el proyecto de la mina de uranio de Retortillo

La balsa construida por Berkeley en la zona donde quiere abrir la mina.

El Euratom (Comunidad Europea de Energía Atómica) ha aprobado el acuerdo para la venta de la producción inicial de la mina de uranio que Berkeley quiere poner en marcha en Retortillo.

 

Según informa la empresa australiana, la Agencia de Abastecimiento de Euratom, el órgano rector que garantiza el suministro regular y equitativo de combustibles nucleares a los usuarios de la UE, ha concluido que el acuerdo es conforme al artículo 52 del Tratado Euratom y lo ha firmado como tercera parte.

El dictamen emitido por Euratom indica que este órgano «celebra» la aparición y el desarrollo del proyecto de Berkeley «y tenemos la convicción de que contribuirá a garantizar el abastecimiento de uranio natural a los usuarios de la UE”, según informó Berkeley este martes.

Euratom está regida por los órganos de la Unión Europea y por un órgano propio que es la Agencia de Aprovisionamiento.

La empresa australiana ha contraído un acuerdo de venta que estipula un precio de venta fijo medio de 44 USD por libra, lo que resulta favorable frente al precio actual al contado de 25 USD por libra, y establece un fuerte margen de caja superior a los costes de producción una vez se alcance la producción de diseño que se sitúa en torno a los 15 USD por libra.

Inicio de la producción

Los trabajos de construcción de la mina ya han comenzado y se prevé obtener la primera producción a finales de 2018, «cuando un gran número de compañías productoras de energía tanto europeas como estadounidenses se encontrarán en busca de nuevos suministros y deberán competir con la demanda de los nuevos reactores chinos».

Berkeley asegura que su objetivo «es ofrecer una fuente de energía de carga base fiable y limpia desde el corazón de la Unión Europea. Cuando alcance la producción de diseño, el proyecto será capaz de satisfacer aproximadamente el 10 % de los requisitos totales del continente».

Paul Atherley, consejero delegado de Berkeley, también «celebró»  el «apoyo de la Unión Europea al proyecto Salamanca, que se encuentra actualmente en construcción e iniciará su producción el año que viene».

Añadió que «Salamanca se convertirá en un actor importante para la seguridad del abastecimiento de la UE. Al satisfacer el 10% de las necesidades de la Comunidad, permitirá reducir la dependencia de Rusia, Kazajistán y Nigeria, actualmente responsables del 60 % del suministro».

Además, se sienten «alentados por el decidido y creciente apoyo a la inversión entre todos los actores implicados, no solo por parte de la UE sino también de los diferentes niveles de la administración y entre la comunidad local, como evidencia el aumento de solicitudes de empleo recibidas». No obstante, la fiscalía investiga la construcción de una balsa y el arranque de miles de encinas en la zona.

Atherley indica que «considerando que alrededor del 25 % de los residentes permanentes en las localidades vecinas nos han solicitado trabajo, se espera que nuestra inversión permita revertir la despoblación que sufre la región y reducir sus elevados niveles de desempleo juvenil y de todas las edades, lo que a su vez permitirá mantener abiertos los colegios locales y recuperar otros servicios».

Afirma que el empleo generado superará los 150 puestos de trabajo a mediados de año, «y a largo plazo se establecerán 450 puestos de trabajo permanentes. Además, se ha estimado que nuestra inversión generará 2.000 puestos de trabajo adicionales, algo muy necesario para la región”.

Deja un comentario

No dejes ni tu nombre ni el correo. Deja tu comentario como 'Anónimo' o un alias.

Más artículos relacionados

Te recomendamos

Buscar
Servicios