fbpx
Local

«Quieren vivir a 10 minutos de la Facultad»

 

Jóvenes de todos los rincones de España se han matriculado en los últimos días en los distintos grados de nuestra universidad. Algunos llegan por primera vez; otros,no. Pero todos necesitan una casa, un hogar para el próximo curso. Y muchos elegirán alquilar un piso. Un piso bueno, bonito y barato…O, por lo menos, lo más barato, bonito y bueno que se pueda.

 

Como nada es perfecto, los universitarios se ven obligados a elegir. Según nos cuenta Antonio Alonso, de la inmobiliaria Foncasa, los estudiantes de primer curso buscan un piso céntrico, para no alejarse mucho de la vida nocturna. Por el contario, los alumnos de cursos superiores prefieren la tranquilidad.

No obstante, «todos quieren vivir a no más de 10 minutos de su Facultad», matiza Antonio Alonso. Por lo que la ciudad queda dividida en sectores: los alumnos de Psicología y Bellas Artes buscan morada por las zonas de Van Dyck, Federico Anaya o Gran capitán; los estudiantes de Educación y de las filologías prefieren Canalejas y, por último, los universitarios que se forman en el Campus alquilan en el Campo de San Francisco, la Plaza del Oeste o la zona de Fonseca.

Antonio Alonso, de la Inmobiliaria Foncasa, atiende las peticiones de una estudiante.Equipar un piso de estudiantes

En cuento al mobiliario, los estudiantes no son muy exigentes. Tan solo piden como una habitación equipada con cama, armario, mesa, silla y estantería. Sorprendentemente, Internet no es un imprescindible; son, en la mayoría de los casos, los propios inquilinos quienes lo contratan.

Antonio, todo esto, ¿por cuánto?
El precio de un piso de tres habitaciones ronda los 550€ sin calefacción central, lo que aumenta el precio en 100€. Aun así el precio oscila según la zona, siendo lo más cara la avenida de Villamayor y lo más económica la plaza del Oeste.

¿Los pisos se alquilan por todo el año?
En general, si los estudiantes quedan satisfechos y pretenden repetir el curso siguiente, alquilan el piso por 11 meses: del 1 de agosto al 30 de junio. Así, el propietario ‘pierde’ el mes de julio y los inquilinos, agosto. ¿La ventaja? Los universitarios pueden dejar sus pertenencias en el piso.

Un valor seguro

Por último, los propietarios que quieran alquilar deben saber que, apesar de que no son los inquilinos más limpios y menos ruidosos, los estudiantes son un seguro en sí mismos: pagan siempre. No obstante, el mejor aval es alquilar a través de una inmobiliaria: se firma un contrato legal, el propietario recibe una fianza y ofrecen la posibilidad de contratar un seguro que cubre el alquiler en caso de que los inquilinos no paguen.

Por: Elena Vecillas Valdueza

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba