Local

La Sala de las Tortugas recibe investigadores de Europa y América que estudiarán 350 fósiles

 

La Sala de las Tortugas posee la mayor colección de cráneos de Podocnemídidos de Europa, abarcando ejemplares de todo el Eoceno, de los importantísimos yacimientos de Valdegallina, Casaseca y Corrales (Zamora) y de los Escarpes del Tormes (Cabrerizos, Aldealengua, San Morales).

 

Constituye un paso obligado para los investigadores de todo el mundo que quieran estudiar esta importante familia de tortugas que habitaron los ríos tropicales hace entre 50 y 35 millones de años. Hoy perduran en las cuencas del Amazonas, del Congo y Madagascar. Del estudio de los de la provincia de Soria seguramente se obtendrá una nueva especie del género Neochelys.

También se barajó la posibilidad de estudiar con más detalle los Bothremídidos del Condado de Treviño (Burgos), antecesores de los Podocnemídidos en el Cretácico; la Sala alberga una colección importante de ejemplares de esta familia de quelonios.

Una investigadora, trabajando con una de las 25.000 piezas que alberga la Sala de las Tortugas de la Facultad de Ciencias.
Una investigadora, trabajando con una de las 25.000 piezas que alberga la Sala de las Tortugas de la Facultad de Ciencias.

De la mano de su director científico, Santiago Martín de Jesús, se ha celebrado una reunión de paleoherpetólogos (especialistas en reptiles fósiles) a la que han asistido Adán Pérez García, habitual colaborador de la Sala, Evangelos Vlachos, de Grecia, que junto con Adán, ha descrito las tortugas gigantes europeas como del nuevo género Titanochelon, Juliana Sterli, experta en tortugas fósiles sudamericanas en el Museo Paleontológico Egidio Feruglio de la República Argentina, Marcos Martín Jiménez, que está realizando la tesis doctoral en la UNED sobre cráneos de los Pleurodiros de Europa, Ane de Celis Ruiz, que actualmente se encuentra realizando la tesis doctoral en cráneos de cocodrilos Eusuchios, y Andrea Guerrero, especialista en patologías del esqueleto axial de Saurópodos.

Adán Pérez y Santiago Martín continuarán el estudio del material postcraneal de los Testudínidos del Eoceno de Soria, descritos hace dos años como Pelorochelón, sustituyendo este nombre a todos los Hadrianus europeos conocidos hasta la fecha. Todos los ejemplares españoles de este género se encuentran en Salamanca.

Por su parte, Ane de Celis estudiará los cráneos de cocodrilos actuales presentes en la Sala de las Tortugas, donados hace muchos años por el fundador del Parque de Doñana, José Antonio Valverde, Doctor Honorís Causa de nuestra Universidad. En una fase posterior, también incluirá los cráneos fósiles de algunos cocodrilos Eusuchia que están en la Sala de las Tortugas, como son Diplocynodon y “Asiatosuchus”.

En total, en estas nuevas investigaciones se estudiarán unas 350 piezas, de las 25.000 que alberga esta gran colección paleontológica, cerrada actualmente a las visitas al público por falta de atención institucional.

Es imprescindible que el material que atesora la Universidad de Salamanca esté accesible a la investigación, ya que sin ésta no tiene ningún sentido ni futuro. Para ello, durante los últimos cuatro años, se ha venido elaborando un inventario digital, que permite la localización inmediata del material necesario para cada estudio. Pero todavía queda mucho por hacer, por lo que es necesaria la ayuda institucional para que esta joya de la Paleontología que es la Sala de las Tortugas no se deteriore, no se desintegre ni se divida y quede almacenada, abocada al olvido, en algún sótano de la Universidad o en los de los Museos Provinciales de nuestra Comunidad


Noticias relacionadas

3 comentarios

  1. Se reconoce internacionalmente lo que efectivamente es una joya de la ciencia. Un orgullo que esté en Salamanca y que un científico como tú esté al cargo de ella. Enhorabuena. Un abrazo

  2. Pingback: El mono titiritero

Deja un comentario

Botón volver arriba