Opinión

Jubilación, un cambio de vida

La propia palabra jubilación en sí misma es paradójica. Como todo en los seres humanos, la jubilación nos habla de un júbilo de gozo de alegría y,  por otro lado, unido a dejar de trabajar debería pensarse que produciría un gozo o alegría pero no en todos los casos el cese del trabajo lleva ese gozo.

Desde el punto de vista psíquico tendría que decir que al ser humano le cuesta más  gozar que sufrir. Saberlo nos ayuda a luchar contra ello, por lo que para  la jubilación hay que prepararse.

Quizás un título que englobara más a todos los mayores hubiera sido envejecimiento y cambio de vida, pues englobaría no solo a los jubilados y jubiladas, si no a todos, pero este no es tan radical ni tan sometido a una fecha concreta como lo es la propia jubilación.

Ya tenemos dos cosas paradójicas: una, la jubilación que no a todo el mundo le produce júbilo, y ahora incorporamos la palabra cambio, que incluso aunque sea para mejor siempre produce una incomodidad. No nos olvidemos que ya el refranero español no habla de esa incomodidad todos recordarán ese refrán que dice “más vale lo malo conocido que lo bueno  por conocer”, frase que hace apología total del inmovilismo y el conservadurismo.

Por supuesto que la jubilación incluye todo una serie de cambios para los que uno ha de ir preparándose con antelación, y donde la palabra cambio no lleva el adjetivo de mejor ni peor, sino para cada una de las personas.

Hay personas a quienes pensar en jubilarse les genera una enorme ansiedad e, incluso, depresión puesto que se acercan a la pérdida de un objeto simbólico amado que es el trabajo y todo lo que ello conlleva, como lo es el prestigio social, el prestigio económico frente a otros que sienten la misma como una liberación del mismo. Aun así  ambos deben prepararse para ese nuevo periodo de vida ¿Qué cambios conlleva la jubilación para los que debemos prepararnos?

1-Cambios personales

1.1fisicos

1.2psiquicos

  2-Cambios sociales 

2.1 Relaciones laborales

3-Cambios económicos

Disminución de poder adquisitivo

4-Cambios en la pareja

4.1-Ahora estoy en casa

4.2 La viudez y/o separación

4.3 Nueva pareja

4.4 Sexualidad en la vejez

Si partimos de que algunos de estos cambios que hemos enumerado nos ocurrirá todos y otros solo a algunos vayamos por partes, la palabra jubilación lo primero que tendríamos que hacer es diferenciarla de la palabra envejecimiento y aquí hay una matización muy importante, la jubilación como todos saben va unida  a dejar de trabajar y el envejecimiento unido al paso del tiempo y el efecto que eso produce en nosotros. Hay personas, sobre todo, en sus generaciones que envejecen pero no se jubilan puesto que su trabajo no fue nunca remunerado y otras que además de envejecer se jubilan luego incluyen otros cambios en su vida a mayores y aquellos que viven en pareja como veremos obligan a reorganizarse y reorganizarse es algo muy personal, eso si trabajemos los aspectos psíquicos.

Conclusión

-No envejece quien se cuida y el cuidado va en dos direcciones: una el cuidado físico, dos el cuidado psíquico. Este segundo pasa por no dejar de tener proyectos aunque no sepamos si viviremos para concluirlos.

M.Carmen García Mateos 651831296
Psicóloga –psicoanalista de la Escuela Grupo Cero

— oOo —



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba