Local

Mucho ruido y pocas nueces

José Luis Mateos, portavoz del Partido Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, ha denunciado que el equipo de gobierno del Partido Popular ha dejado más de 17 millones de euros del presupuesto de 2017 sin invertir. Esto significa que más de la mitad de los recursos previstos para ser invertidos en proyectos de diferentes áreas no se han llevado a cabo.

 

El portavoz socialista ha indicado que no ejecutar un porcentaje del presupuesto es una “práctica habitual del equipo de gobierno”. Sin embargo, considera “especialmente sangrante” lo sucedido en el pasado ejercicio económico. Del total de 30,6 millones de euros presupuestados en el capítulo de inversiones, solo se han gastado 13,6. Esto quiere decir que un 55,45% del total previsto, 17 millones de euros, no se han invertido en la ciudad.

Más de diecisiete millones de euros «que son, al fin y al cabo, recursos que se dejan de utilizar para crear puestos de trabajo y empleo en la ciudad de Salamanca y que no han servido para dinamizar la economía local y las condiciones de vida de los salmantinos», indicó Mateos.

Mateos ha calificado este hecho como un “verdadero escándalo” en la gestión municipal y ha señalado que estas son las credenciales de Fernández Mañueco cuando se postule para presidente de la Junta de Castilla y León. El Partido Socialista ya consideró que los 4 millones de euros que se dejaron sin invertir en 2016 eran mucho, pero ahora se habla de cuatro veces más.

Por poner unos ejemplos, Mateos destacó el programa de vialidad y obras, para el cual se presupuestaron 13,39 millones de euros, de los cuales se han invertido solo 2,8 (el 21%). En el programa de gestión del patrimonio tenían previsto invertir 1,48 millones de euros, de los cuales se han gastado 270.5863 euros (el 18%). Y en el programa de proyectos en patrimonio se presupuestaron 822.884 euros, de los cuales se han invertido 258.936 euros (el 31%).

Mateos intuye que los concejales del PP responderán que todos estos proyectos están previstos para 2018, “pero es una trampa”. El edil considera que el equipo de gobierno retrasa proyectos intencionadamente con motivos electoralistas y declara que “los vecinos no merecen un gobierno municipal que les engañe”.

Texto: Paula Castro Morán


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba