Local

Chuletón: pieza noble de la gastronomía

 

 

Berysa carnes (11)El chuletón de ‘vaca vieja’ tiene un color rojo intenso, grasa entrevenada, como la del jamón de bellota, magra y un sabor fuerte. El conjunto es una exquisitez para paladares exigentes.

 

Los fogones del Berysa, establecimiento ubicado en la Plaza Mayor, ofrecen chuletones de ‘vaca vieja’ madurados entre 30 ó 40 días en las bodegas del matadero de Mozábez. La maceración proporciona que la carne se vuelva más tierna y jugosa y se incremente su aroma, olor y sabor.

Además del gran sabor, el chuletón cuenta con nutrientes muy valiosos. Es una de las carnes más ricas en proteínas y hierro. Así mismo, alivia la ansiedad, la depresión y la fatiga y alimenta las células del organismo, sobre todo las del corazón.

El chuletón del Berysa, establecimiento ubicado en la Plaza Mayor.
El chuletón del Berysa, ubicado en la Plaza.

A todo esto, hay que unirle que en el Berysa conocen su punto óptimo, y en su cocina le dan el mimo de preparación necesario para que el chuletón sea apetitoso. «Es uno de las piezas más valoradas en nuestro restaurante. Lo preparamos de manera natural, a la plancha, y lo servimos en plato de barro caliente para que no se enfríe la carne, lo sazonamos con sal de escamas y el acompañamiento es simple, con patatas y pimientos. Es un plato sabroso para el paladar«, explica Nacho Fuentes, responsable del Berysa.

 

La pieza donde se obtienen los chuletones que se sirven en el Berysa.
La pieza donde se obtienen los chuletones que se sirven en el Berysa.

Características del chuletón del Berysa:

Calidad extra: piezas de 500 gramos a 1Kg.
Reses: los animales tiene más de seis años, con un nivel de grasa infiltrada muy bueno. Esto logra que la carne tenga un gran sabor y este tierna.
Maduración: de 30 a 40 días en el matadero de Mozábez.
Elaboración: A la plancha y servido en plato de barro.
Acompañamiento: Amigos o familiares y un vino con cuerpo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba