Local

El colectivo de enfermería del Hospital de Salamanca se siente “discriminado”

Las enfermeras y enfermeros del Hospital de Salamanca que realizan guardias localizadas han constituido una Coordinadora con el fin de defender sus derechos laborales

 

Las enfermeras y enfermeros del Hospital de Salamanca que realizan guardias localizadas han constituido una Coordinadora con el fin de defender sus derechos laborales y realizar de una forma coordinada las acciones que lleven a cabo para conseguirlo

 

Ante la discriminación de salario que sufren, en comparación con otros profesionales que trabajan en el hospital, de menor formación académica y el incumplimiento de la jornada laboral por parte de la dirección del Hospital, las enfermeras y enfermeros que realizan guardias localizadas en los servicios de radiología intervencionista, hemodinàmica, endoscopias, cirugía cardiaca, banco de sangre, perfusionistas de extracción hepática, quirófanos y nefrología, que resultan ser de los más especializados del Hospital, han decidido  constituirse como Coordinadora para llevar a cabo de forma conjunta las acciones que determinen para conseguir sus objetivos.

La coordinadora de enfermeras ha manifestado que “es urgente que la dirección del Hospital cumpla con la ley y con las órdenes que tiene de la Gerencia Regional de Salud. Que regule y pondere, como indican esas órdenes, las jornadas laborales al número de guardias. En la actualidad se están realizando hasta 200 horas más anuales de exceso de jornada gratis, cuestión que es inaceptable y nos parece una barbaridad”.

Sobre las retribuciones. Les discriminan frente a otros profesionales de igual categoría dentro del SACYL e incluso de inferior formación académica, han indicado “que nos parece discriminatorio que un titulado de formación profesional cobre 6,8 euros la hora de guardia y una enfermera con formación universitaria y especializada, la cobre a 2,8 euros. Una discriminación intolerable”.

En los primeros contactos llevados a cabo con la dirección del Hospital han obtenido el compromiso de una consulta con Valladolid para ver si aplican o no sus órdenes y como. “Consulta que va a dilatar la solución a un conflicto que lleva mucho tiempo sin resolverse. No vamos a permitir un silencio administrativo eterno como acostumbran a hacer en muchos casos para dificultar las acciones de los profesionales”, han declarado.

No obstante la coordinadora ha decidido conceder dos semanas de cortesía para recibir la respuesta de SACyL.

Del mismo modo que conceden esta cortesía, se muestran persistentes en sus peticiones. “Seguiremos adelante con nuestras reivindicaciones sin que ello suponga un perjuicio a los usuarios del sistema de salud, a quienes respetamos y no queremos que sufran las consecuencias de una mala gestión por parte de los directivos del Hospital“, concluye la Coordinadora de enfermeras y enfermeros.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba