fbpx
Cosas de la vida

La Princesa de Asturias visita su Principado

La Princesa Leonor acudió a los actos conmemorativos del XIII Centenario del Reino de Asturias, I Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de Covadonga y I Centenario de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga

 

Una agenda muy completa la que ha tenido la Princesa de Asturias en su primera visita oficial al Principado de Asturias

 

La Familia Real ha visitado Covadonga. El primer acto oficial de la Princesa de Asturias ha sido a su Principado y allí hemos podido comprobar que Leonor, la hija mayor de los Reyes, es zurda y tímida, porque necesitó en más de una ocasión el apoyo de su padre, que no dudó en darle la mano en más de una ocasión. Por su parte, su hermana Sofía, más independiente, prefirió ir al lado de su madre, pero sin darle la mano.

La Princesa de Asturias firmando en el libro. Así hemos sabido que es zurda.

Las tres féminas de la Familia Real iban muy elegantes. Las hijas de los reyes optaron por dos vestidos de tweed. La Princesa de Asturias se decantó por uno en blanco y azul, el color del principado y del color de la corbata de su padre; mientras la Infanta Sofía elegía uno en blanco y rojo, a juego con el tono del vestido de su madre.

La agenda oficial no dejó ni un cabo suelto, ni un minuto de sosiego. Por la mañana, Sus Majestades los Reyes y sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, acudieron a la Santa Cueva donde fueron recibido por autoridades políticas y religiosas.

Posteriormente, accedieron a la Santa Cueva por el túnel excavado en la montaña, y tras las palabras del arzobispo de Oviedo y la interpretación del Himno de la Virgen de Covadonga -que cumple exactamente 100 años de su estreno-, a cargo del gaitero José Ángel Hevia, medalla de Asturias, el arzobispo hizo entrega de sendas medallas de la Virgen de Covadonga a las dos hijas de los reyes.

Seguidamente, contemplaron el túmulo de don Pelayo y se trasladaron a la Basílica de Santa María la Real de Covandonga donde tuvo lugar la eucaristía, donde una vez finalizada la ceremonia firmaron en el libro de honor de la Abadía.

Acto seguido, Sus Majestades los Reyes y Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, en la plaza de la Basílica junto a la estatua de Don Pelayo, ocuparon su lugar de honor, donde se interpretó el Himno de Asturias a cargo de la Banda de Gaitas de Cangas de Onís y tuvo lugar una ofrenda floral a cargo de dos niños de Cangas de Onís vestidos con los trajes típicos asturianos.

Posteriormente se dirigieron a la Casa Capitular donde el presidente del Principado de Asturias, hizo entrega de sendos obsequios a las niñas, para a continuación hacer un recorrido por la exposición de la serie cronológica de los Reyes de España y la exposición fotográfica “Covadonga real y mística”, donde recibieron explicaciones de los comisarios de la exposición de la serie cronológica, Juan José Tuñón y Javier Barón, y del autor de la exposición fotográfica, el fotógrafo Fernando Manso, respectivamente.

Finalizado el recorrido por la exposición, Don Felipe y Doña Letizia, y sus hijas, pudieron observar en el museo la moneda conmemorativa del 1300 aniversario del Reino de Asturias, el troquel, los bocetos y la historia de su fabricación.

Acto seguido los Reyes y sus hijas se trasladaron al hotel donde tuvo lugar una recepción institucional, poniendo fin a las actividades de la mañana.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba