Opinión

Trabajando desde cualquier lugar / Working from anywhere

TRABAJANDO DESDE CUALQUIER LUGAR.

La conciliación de las vidas laboral y familiar es un derecho que se está convirtiendo en una importante necesidad para evitar males mayores a las familias. Una de las mejores formas de resolver esta situación es el “teletrabajo”.

La tecnología actual permite mantener reuniones a distancia, transferir documentos desde cualquier lugar del mundo, visualizar problemas y circunstancias que pudieran requerir la presencia del empleado. Aplicaciones de video conferencia, de correo electrónico, de carga y descarga de archivos; equipos como cámaras digitales de fotos y vídeos, teléfonos móviles inteligentes, computadoras, escáneres para documentos, impresoras, de realidad virtual, etc. facilitan la actividad y comunicación sin necesidad de la presencia física en un lugar de trabajo.

¿Por qué no hacemos mayor uso de ello? El ahorro en costes, para todas las partes intervinientes, es muy significativo y, además, permite más tiempo libre si mantenemos un programa de trabajo diario estricto y adecuado. El trabajo debe organizarse por objetivos a cumplir en un tiempo determinado, distribuidos de tal forma que permita cierta libertad de atención de los asuntos personales. Las organizaciones tienen la oportunidad de trabajar con los mejores independientemente del lugar donde se encuentren.

El “teletrabajo” exige disciplina y rigurosidad en los compromisos y citas adquiridos, es decir, los programas de trabajo han de ser consensuados y respetados por todas las partes en cuestión. Sólo así se podrá ser eficaz en su cumplimiento y se evitará estar pendiente de la actividad laboral de manera continua.

La combinación de ambas opciones, el trabajo presencial y el “teletrabajo” debería aumentar la productividad, pues las relaciones humanas no se ven dañadas por el posible aislamiento y, por otro lado, la disponibilidad de contacto inmediato y en cualquier lugar aumenta exponencialmente si aplicamos las nuevas tecnologías.

“Que se mueva la información, no la gente”. (InnoVisions Canada y Canadian Telework Association)

 

WORKING FROM ANYWHERE.

The reconciliation of work and family lives is a right that is becoming an important need to avoid major problems for families. One of the best ways to solve this situation is “teleworking”.

Current technology allows meetings to be held remotely, transfer documents from anywhere in the world, visualize problems and circumstances that may require the presence of the employee. Video conferencing, e-mail, file upload and download applications; equipment such as digital photo and video cameras, smart mobile phones, computers, scanners for documents, printers, virtual reality, etc. facilitate activity and communication without the need for physical presence in a workplace.

Why do not we make more use of it? The cost savings for all the parties involved are very significant and, in addition, allow more free time if we maintain a strict and adequate daily work schedule. The work must be organized by objectives to be met in a given time, distributed in such a way as to allow a certain freedom of attention to personal matters. Organizations have the opportunity to work with the best professionals regardless of where they are.

The “teleworking” requires discipline and rigor in the commitments and appointments acquired, that is, the work programs have to be agreed upon and respected by all the parties in question. Only in this way will it be possible to be effective in its compliance and will it be avoided to be pending of the labor activity in a continuous way.

The combination of both options, face-to-face work and “teleworking” should increase productivity, since human relationships are not damaged by possible isolation and, on the other hand, the availability of immediate contact and anywhere increases exponentially if we apply the new technologies.

“Let the information move, not the people”. (InnoVisions Canada and Canadian Telework Association)

Antonio González Losa

— oOo —


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba