Local

Anpe presenta su candidatura para las elecciones a la Junta de Personal Docente

Apuestan por un pacto educativo, una ley de la profesión docente y un estatuto docente.

Las elecciones para la Junta de Personal Docente No Universitario están a la vuelta de la esquina y el sindicato Anpe ha presentado su candidatura este jueves. Su programa electoral se fundamenta en tres pilares básicos: la apuesta por un pacto educativo, la promulgación de una ley de la profesión docente y la elaboración de un estatuto docente.

La organización sindical Anpe ha presentado su candidatura con una lista total de 226 candidatos encabezada por Javier Riesco, Nicolás Ávila, Ana Poveda, Guillermo Bueno y María Teresa Polo. Según Ávila, secretario provincial de Salamanca, se trata de una candidatura “nutrida”, “la más extensa de la historia” del sindicato, que recoge todos los colectivos docentes.

“Se encuentra representado todo el profesorado”, ha señalado. También ha insistido en la importancia de estas elecciones, ya que de ellos depende la representatividad en las mesas de negociación, tanto sectoriales como de función pública. Actualmente, Anpe está representado en todas ellas y han presidido la Junta en Salamanca durante los últimos cuatro años.

Su programa electoral se basa en tres pilares fundamentales: la apuesta por un pacto educativo consensuado; la elaboración de una ley de la profesión docente en la que se especifiquen los derechos y deberes de los profesionales, así como requisitos de acceso objetivos; y la realización de un estatuto docente en el que se constituya una carrera profesional para los profesores en la que el cuerpo tenga “idénticas condiciones” y derechos.

Está estructurado en una decena de ejes, siendo el primero de ellos la equiparación salarial y la recuperación del poder adquisitivo perdido desde 2010 (de entre el 20 y el 25%). El segundo eje es la apuesta por un horario lectivo de 23 horas para Infantil y Primaria y de 18 horas para las demás enseñanzas, y el tercero la reducción de ratios de alumnos por aula.

A esto se suman las propuestas de conciliación familiar y laboral del profesorado, la formación inicial y permanente (integrados en el grupo funcionarial A1), un sistema de acceso más objetivo con temario elaborado por la administración, la apuesta por la enseñanza en el ámbito rural, la existencia de una carrera profesional con reconocimiento económico y administrativo, un plan de mejora de la convivencia y autoridad docente y, por último, la recuperación del papel de los claustros.

Anpe obtuvo 7 delegados en el pasado 2014 y esteran volver a sacar ese número o ampliarlo con uno o dos delegados más.

Nicolás Ávila destacó que los recortes sufridos por el cuerpo docente en los últimos años “han hecho muchísimo daño”, pero se han mermado varios reales decretos y, por lo tanto, han logrado suavizar el impacto. Aún así, hay una “larga cola de profesores interinos”, se aumentaron los ratios en la zona urbana y se redujo la plantilla.

En este sentido, en Castilla y León se ha pasado de tener 28.000 profesores a tener 26.000, una cifra que estaba en Salamanca en unos 4.000 y descendió a unos 3.000.

En cuanto a la modificación legislativa que parece querer llevar a cabo el Gobierno, Anpe ha manifestado que no están “de acuerdo para nada”, ya que “tiene que contar con la opinión del profesorado y para nada han contado con los agentes sociales”. Ávila defiende que tiene que haber un “cambio profundo de la Ley”.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba