Los ilustres de la UsalPortada

Los ‘Entre visillos’ de Martín Gaite en Salamanca

Nuestra escritora más laureada y reconocida se matriculó hace 75 años en la Facultad de Letras de la Universidad de Salamanca

 

Ocho siglos contemplan a nuestra Universidad y desde entonces incontables estudiantes han pasado por sus aulas, en la serie ‘Ilustres de la Usal’ queremos rescatar la vida y trayectoria profesional de algunos de estos alumnos o personas con notoriedad mundial que se han acercado hasta Salamanca para formarse o para transmitir su saber

Retrató la sociedad de su época con una elegancia propia de una escritora única, diferente y con carácter. Carmen Martín Gaite hizo que sus millones de lectores conocieran la Salamanca de los años 50 gracias a su ‘Entre visillos’. Después se fue y nos hizo soñar con viajar a Nueva York gracias a ‘Caperucita en Manhattan; nos hizo desear tener un ‘Cuarto de atrás’, sin dejar que nos olvidemos que ‘Lo raro es vivir’, porque todo puede encontrarse en una ‘Nubosidad variable’ y entre ‘Retahílas’. Estas son algunas de las obras literarias que nos dejó en prenda esta maravillosa escritora de pluma fina y verdad cruda.

Carmen Martín Gaite, de joven.

Hace 70 años, Carmen Martín Gaite se licenció en Filologías Románica en la Facultad de Letras de la Universidad de Salamanca, donde se había matriculado cinco años antes, un 19 de octubre de 1943.

En sus primeros años como universitaria, tuvo la suerte de compartir aula y pupitre con Agustín García Calvo, Federico Latorre, M.ª Dolores Ruiz Olivera, Natalia Guilarte y José Ignacio Aldecoa Isasi, al que definió como: “El primer joven moderno que yo conocí”.

Le gustaba escribir y sus primeras publicaciones verían la luz en la revista universitaria salmantina, ‘Trabajos y Días’. Estos poemas y relatos de juventud los firmaba con el nombre de ‘Carmiña’, como era conocida en el seno de su familia.

Durante sus años como universitaria, tuvo diferentes profesores y maestros, de los cuales César Real de la Riva, Manuel García Blanco y Alonso Zamora Vicente fueron muy especiales para ella por distintas circunstancias. Marcaron un antes y un después en su vida.

Así, César Real de la Riva la introdujo en el teatro y formó parte de la compañía universitaria Juan del Encina.

En Cannes decidió no vivir en Salamanca

En la época de Carmen Martín Gaite no había becas Erasmus, pero sí que existían ayudad para estudiar en el extranjero. Su profesor Manuel García Blanco de Gramática Histórica y secretario general de la Universidad de Salamanca, intercedió para que  asistirá en Coímbra y Cannes, en 1946 y 1948, en los cursos de verano.

Josefina Aldecoa, Carmen Martín Gaite y Ana María Matute, tres grandes de las letras de nuestro país.

En la Universidad portuguesa nació el proyecto de hacer su tesis doctoral sobre los cancioneros galaico-portugueses del siglo XIII. Propósito que la llevaría a Madrid, dos años más tarde, para iniciar su doctorado. Y, con respecto a su estancia en el Collège International de Cannes, a pesar de su brevedad, del 15 de agosto al 12 de septiembre, ella la recuerda llena de duración: “Me relacioné con estudiantes de otros países, exentos de prejuicios, me acosté a las tantas y decidí que no quería seguir viviendo en Salamanca. Nunca se me había planteado de forma tan clara la idea de abandonar mi familia y mi ciudad”.

Y por último, Alonso Zamora Vicente fue el encargado de dirigir su tesis doctoral Lenguaje y estilo amorosos en los textos del siglo XVIII español, defendida en la Universidad Complutense de Madrid el 11 de junio de 1972, “ya peinando canas”, y con la que refrendó una vocación universitaria que, pese a las interferencias, nunca la abandonó. Esta tesis se publicará ese mismo año, sin modificaciones, con el título Usos amorosos del dieciocho en España.

Carmen Martín Gaite.

Salamanca y su escritora

Salamanca recuerda a Carmen Martín Gaite con una escultura que se puede ver en la Plaza de los Bandos y una calle. Nació en nuestra ciudad un 8 de diciembre de 1925 y murió en su ciudad de adopción, Madrid, en el 2000, un mes después de que le diagnosticaran un cáncer. Está enterrada en El Boalo, donde residió sus últimos años en la casa familiar y donde yacen sus padres y su hija.

Carmen Alborch, ministra de Cultura, entrega a Carmen Martín Gaite el Permio Nacional de las Letras.

Entre los premios que atesoraron sus vitrinas destacan: El Premio Nadal, el Nacional de Literatura, el Nacional de las Letras, o el Anagrama de Ensayo. Pero, por encima de estos galardones, tuvo siempre el respaldo de la legión que conformamos sus lectores.

Fuente: Junta de Castilla y León.

Fotos. Fondo Carmen Martín Gaite. 

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba