Opinión

La ciencia de las palabras

 

En aquel lugar y en aquellos tiempos las aulas eran claustros de internamiento. Por un lado se enseñaban las letras, por otro las cifras. Se preparaba a los alumnos para batirse con éxito en duelos de los que dependerían sus ventajas y comodidades futuras. Serían otorgadas a cambio de los beneficios que aportaran al todo. Conoces el truco, nadie visa reglas que vayan en contra de sí mismo. Históricamente ganaban los que sumaban y multiplicaban. Quienes restaban y dividían dormían en el frío lecho de piedra de sus celdas. Siempre fue así hasta Que, lógico.

Sumar es una palabra excepto cuando sumas. Es adherir, es adicionar, es afiliar, es agregar, es agrupar, es añadir, es ascender, es construir, es crear, es elevarse, es ganar, es importar, es incorporar, es integrarse, es juntar, es montar, es subir, es totalizar, es unir… Lo cuentan las palabras.

Multiplicar es una palabra, pero cuando te multiplicas éstas dejan de hacer falta. Te afanas, te agrandas, aumentas, desvelas, difundes, diseminas, engendras, te esfuerzas, incrementas, proliferas, te propagas, procreas, te reproduces. Duplicas, triplicas, hasta centuplicas si te aplicas. No va de números, palabra.

¿Ves cómo crece el montón según se añaden verbos? Merecen colchón y manta, ¿verdad?

Fue siempre así hasta Que– Somos una unidad. Olvídate de multiplicar porque no añadirás ningún valor, te quedarás igual. Suma. Parece menos pero es más, aunque no mucho más. Te añadirás a lo que te juntes, solo te sumarás tú. – se defendió.

>> Restar no es menos. Es una palabra y más que una palabra. Parece que sola quita, pero es muy generosa, no le restes importancia. Si aminora la velocidad aumentará el tiempo. Si cercena, corta por lo sano, lo que queda es lo que tienes, lo que sobra no hace falta, lo que falta es lo que importa. Lo que quita ya no pesa. Que merme, que lo concentre, que consuma. Arrestos, no todos encarcelan.

>> Divido. Solo una palabra, ya sabes. Hasta que deja de serlo y consigue pedazos para todos de un exceso para uno. Despiezar para entender,  descomponer para nutrir, trocear para digerir, desunir para liberar, desintegrar para eliminar, fraccionar para poder, disgregar para mezclar, fragmentar para adaptar, repartir para compartir, partir para volver, seccionar para mostrar. Separar. Dilo. Sé parar. Ayuda al borde de cualquier precipicio. Divide. El todo es muy grande. Haz trocitos, será más sencillo de masticar, tragar y digerir. Divide y vencerás.

Que no ganó un colchón. Se hizo con la llave de la puerta. Mezcló bien los números y las letras. Sin ella no hay tú, no hay yo, no hay nosotros, no hay vosotros y de ellos solo se sabría unga unga. Contar con todo. Contar es de ciencias y de letras. Contar cosas y contarlas. De dicción y de adición, duplíquense las ces adecuadamente.  Nada de indefensión ante las cuentas, ninguna palabra decorativa para los números, sin enes, sin infinito valor, ese tamaño no cabe en cabeza alguna.

Moveyourself.    

Más información, aquí

Etiquetas
Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Echa un vistazo

Close
Close