Opinión

Igualdad de género // Gender equality

 

Es bueno difundir este objetivo cuando en muchos estados aún no se trabaja en ello y en otros es cuestionado por algunas organizaciones políticas tras haber conseguido grandes avances.

Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas” es el objetivo número cinco de desarrollo sostenible (ODS) de la agenda 2030 programada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esta organización plantea que: “Si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo”.

Como bien sabemos las mujeres y niñas representan la mitad de la población mundial, por lo que la mitad del potencial de desarrollo está en sus manos y, por ello, su influencia debería ser igual a la de los hombres. Se trata de un derecho humano fundamental que, en 2014, era recogido en la constitución de 143 países según la ONU.

Por ello, gobierno, instituciones, empresas y personas deben de trabajar junto a ellas estableciendo políticas y estrategias para lograr la igualdad de género y mantener relaciones saludables con ellas. Además, este es uno de los aspectos más importantes de la responsabilidad social corporativa y así debe ser considerado por cualquier organización que se precie de ser socialmente responsable.

La educación en la escuela y la formación continua de adultos en materia de igualdad de género deben ser prioritarios para erradicar cualquier forma de discriminación, eliminar toda forma de violencia, reconocer y valorar el trabajo doméstico y asegurar la participación plena y equidad en las oportunidades de desarrollo personal y profesional de las mujeres.

“Hasta que no tengamos igualdad en educación, no tendremos una sociedad igualitaria”. (Sonia Sotomayor).

Más información: GesProSAL

Gender equality 

It is good to spread this objective when in many states it is still not working and in others it is questioned by some political organizations after having achieved great progress.

Achieve gender equality and empower all women and girls” is the number five goal of sustainable development (SDG) of the 2030 agenda programmed by the United Nations (UN).

This organization states that: “Providing women and girls with equal access to education, health care, decent work, and representation in political and economic decision-making processes will fuel sustainable economies and benefit societies and humanity at large”.

As we well know, women and girls represent half of the world’s population, so half of the development potential is in their hands and, therefore, their influence should be equal to that of men. It is a fundamental human right that, in 2014, was included in the constitution of 143 countries according to the UN.

Therefore, government, institutions, companies and individuals must work together with them, establishing policies and strategies to achieve gender equality and maintain healthy relationships with them. In addition, this is one of the most important aspects of corporate social responsibility and should be considered by any organization that claims to be socially responsible.

School and adult education in ??gender equality must be a priority in order to eradicate all forms of discrimination, eliminate all forms of violence, recognize and value domestic work and ensure full participation and fairness in the opportunities of personal and professional development of women.

“Until we have equality in education, we will not have an equal society”. (Sonia Sotomayor)

Más información: GesProSAL

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba