Local

Juicio por una rencilla en el medio rural

El teniente de alcalde de Fresno se sienta en el banquillo por arrancar frutales a un vecino sin permiso para ensanchar un camino agrícola

El teniente de alcalde y concejal de obras de Fresno Alhándiga se ha sentado este martes en el banquillo de los acusados por ordenar el arranque de árboles frutales de la parcela de una vecina del pueblo sin su permiso para ensanchar un camino agrícola.

 

La propietaria de la parcela solicita que se le indemnice con 11.531€ por un delito de daños. La fiscalía pide para el acusado, el teniente de alcalde y concejal de obras, a mayores de la indemnización anterior, 18 meses de multa a 6€ diarios.

Los hechos tuvieron lugar en Enero de 2017 en una parcela del municipio de Fresno Alhándiga, cuando el teniente de alcalde y acusado supuestamente ordenó la retirada de unos árboles frutales y una acequia para ensanchar un camino agrícola, ya que impedía el paso a la maquinaria de un vecino del pueblo (J.B.G). Este vecino también figuraba como acusado pero ha fallecido.

La denunciante aclara que esos árboles se adjudicaron a los dueños de las parcelas cuando se plantaron cerca de las acequias para el regadío. Su marido, fallecido hace dos años, había estado cuidando de ellos desde entonces. Advierte que a ella la avisaron cuando estaban arrancando los árboles y el operario de la máquina no le indicó quién le había ordenado realizar esa obra.

Fue entonces cuando le enseñaron un supuesto permiso de la comunidad de regantes donde indicaban que no tenían inconveniente en que se retirara la acequia, que no era de su propiedad.

El acusado afirma que en una conversación informal después de un pleno se acordó pedir permiso a la comunidad de regantes para retirar la acequia y ensanchar el camino. Una vez que dicha comunidad respondió, se procedió a la retirada de los árboles frutales, 45 en total.

El teniente de alcalde indica que él no dio la orden de la retirada de los árboles, sino que fue el otro acusado, dueño de la maquinaria que no podía pasar y quien había solicitado la ampliación del camino, quien avisó al operario para retirarlos.

En el juicio ha comparecido el actual alcalde del municipio, declarando que desconoce quién ordenó esa obra. Sí es cierto que realizó un escrito en el que se autorizaba la ampliación del camino puesto que le habían dicho que contaba con permiso por parte de la comunidad de regantes para quitar la acequia.

En la vista se ha sacado a relucir un pleito anterior en 2010 por un problema de lindes cerca de la parcela implicada en los hechos, donde ya figuraban los árboles frutales en cuestión. En dicho pleito, el acusado fallecido perdió.

Por parte del Ministerio Fiscal, se expone que la situación de los árboles estaba perfectamente documentada y que el teniente de alcalde actuó de manera incorrecta, ya que no se planteó en pleno ni constaba en acta la retirada de esos árboles. Además, los dos acusados eran muy amigos, por lo que afirma que se realizó esta obra para beneficiarle sin contar con el pleno. Por todo ello establece que el acusado debe pagar una multa de 6€ diarios durante 18 meses con arresto sustitutorio por impago y en calidad de responsabilidad civil una indemnización a la demandante de 11.531€ por un delito de daños.

Texto: J.A.G.G.



Noticias relacionadas

Botón volver arriba