Portada

Lleva a juicio a su abogada por engañarle

Perdió un pleito por divorcio porque le dijo que no hacía falta que se personase ya que se suspendería, seguro

Un hombre ha llevado a juicio a su abogada, a la que acusa de deslealtad profesional, por engañarle y decirle que no hiciera falta que se personara en la vista oral, porque seguro que se suspendería. Perdió el pleito por no ir y la custodia de sus hijos.

 

Así lo afirma su entonces defendido, que se disponía a interponer una demanda de divorcio en la que pretendía solicitar la custodia compartida de su hijo. Al no personarse en dicha vista, el juicio se celebró y perdió la posibilidad de obtenerla, además de ser condenado a pagar las costas del procedimiento.

Para ella, se pide una multa de 18 meses a razón de 12€ diarios y la inhabilitación del ejercicio de su profesión durante 2 años y 6 meses por deslealtad profesional, además de una multa de 12€ diarios durante 3 meses por un delito de apropiación indebida.

La letrada B.E.G.P se ha sentado en el banquillo de acusados del Juzgado de lo Penal Nº 2 de Salamanca este martes por “engañar a su cliente y hacerle perder una demanda de divorcio”, según asegura la víctima.

Los hechos tuvieron lugar en 2016, cuando el denunciante D.C.U. contrató los servicios de esta letrada para una separación. La acusada era la entonces pareja del mejor amigo del denunciante, por lo que le ofertó unos honorarios de 300€, una miseria según califica el fiscal del procedimiento.

El fondo del asunto se centra en el procedimiento que tuvo lugar a finales de 2018. El denunciante pretendía obtener la custodia compartida de su hijo, por lo que pretendía interponer la demanda de divorcio antes que su expareja para tener más posibilidades de obtenerla. Fue la acusada quien no solo no interpuso esa demanda, sino que estaba esperando a que lo hiciese la otra parte porque “en otros procedimientos se había hecho así”, según afirma en su declaración.

La letrada también alega que el día anterior a la vista de las medidas definitivas “no se podía mover”, presentando un justificante médico donde se le indicaba que debía guardar reposo. Ante la imposibilidad de presentarse al juicio, la letrada supuestamente le indicó a su defendido que le otorgase los poderes a la procuradora y que podía marcharse a casa. “El juicio se suspende fijo”, fueron las palabras que el denunciante dice que pronunció su abogada. La procuradora intentó suspender el juicio, pero se celebró sin esta parte y lo perdió. El denunciante contrató los servicios de otro abogado para solicitar la nulidad de la sentencia ya que se encontraba en estado de indefensión.

En la vista oral se ha añadido un documento en el que se demuestra que la letrada causó baja del Colegio de Abogados porque tenía cuotas pendientes que pagar.

Por todo esto, la valoración del Ministerio Fiscal establece que se dicte una sentencia condenatoria hacia la acusada de un delito de deslealtad profesional por el que se pide una multa de 18 meses a razón de 12€ diarios, la inhabilitación del ejercicio de su profesión durante 2 años y 6 meses, además de una multa de 12€ diarios durante 3 meses y la devolución de los 300€ de honorarios por un delito de apropiación indebida.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba