LocalSucesos

Se enfrenta a dos años de cárcel por «ayudar» a un amigo preso en Salamanca

Vendió un coche embargado para darle el dinero para sus gastos en Topas

Una mujer que responde a las iniciales B.Z.H. se enfrenta una petición de dos años de prisión y al pago de una multa por vender un coche que estaba embargado.

 

El vehículo era de su amigo, que estaba preso en Topas, pero estaba embargado por la justicia para que hiciera frente a la indemnización de 337 euros que tenía que pagar a una mujer que había sido víctima de un robo por su parte.

La mujer no llegó a recibir dinero de su agresor, y este tampoco parecía tener la intención de pagarle nada.

Cuando necesitó dinero para su pecunio en Topas, recurrió a su amiga, ahora procesada y juzgada, para que le vendiera un coche de su propiedad.

Ella accedió y contactó con un asesor quien, a su vez, se puso en contacto con un hombre dedicado a la compraventa de coches, quien pagó 1.200 euros por el coche del recluso.

La procesada, B.Z.H., descontado de esa cantidad el dinero que ella misma adelantó, según dijo en el juicio, para darle un lavado de cara al vehículo de su amigo antes de  ponerlo en venta, con lo que al final le entregó 500 euros limpios.

Dice que no sabía que sobre el coche pesaba una orden de embargo y que su amigo tampoco se lo comunicó y que solo medió en la venta «para ayudar a Francisco Javier», que así se llama su amigo preso.

La defensa de la procesada pide su absolución alegando precisamente que su clienta ignoraba que el coche estuviera embargado.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba