Local

Rechazan el proyecto municipal para El Botánico al no primar la conservación de los restos

La Asociación 'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' lleva casi veinte años denunciando la situación de abandono

La Asociación ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ considera que la intervención proyectada por el Ayuntamiento de Salamanca no prima la conservación de los restos y también pone de manifiesto la ausencia de financiación y de criterios de gestión que hagan del patrimonio histórico una riqueza aún superior y de mayor recorrido superior y de mayor recorrido

La Asociación ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’, tras casi veinte años denunciando la situación de abandono que han padecido los restos arqueológicos hallados en el enclave conocido como El Botánico, mientras se han sucedido diferentes responsables por las administraciones e instituciones, debe congratularse de que por fin se pretenda abrir a la visita pública este espacio de Salamanca que no puede calificarse como solar al encontrarse lleno de historia y de arte.

Durante casi dos décadas este colectivo ha denunciado ante las administraciones públicas competentes el abandono que hoy siguen padeciendo estos restos: en forma de vandalismo y sobre todo de desprotección física al encontrarse, pese a su fragilidad, a la intemperie (la piedra arenisca expuesta al sol, a la lluvia, a la nieve y a la proliferación de la vegetación).

El tiempo transcurrido todavía no ha aportado a los responsables de los designios de la ciudad y de su patrimonio histórico la capacidad de comprender que, además de un vallado eficiente, cubrir la totalidad del área con una cubierta (que no levante más de un piso bajo en Calle Balmes) es una actuación anterior a cualquier planteamiento de recorrido turístico.

Propuestas

Un nuevo vallado, unas adecuaciones estéticas y la creación de itinerarios para que los visitantes puedan realizar un recorrido perimetral, se antoja como insuficiente ya que en primer lugar debe primar la conservación y el mantenimiento del patrimonio que queda, de hecho ya se reconoce que las mallas no se colocaron para permanecer tantos años, que el deterioro y la pérdida de los restos también se deben a la erosión y la escorrentía y que no se prevé limpiar diariamente la totalidad del enclave (lo que sería dañino).

Hay suficientes ejemplos de yacimientos, varios en Castilla y León, que cuentan con cubierta lo que no solo es conveniente para las piedras también para que los visitantes puedan tener la experiencia en las mejores condiciones.

La origen del defecto del proyecto reside en la concepción que del patrimonio -en cuanto a su gestión y valor- tiene el Ayuntamiento, lo que suele estar ligado a la disponibilidad presupuestaria o a la voluntad. En base a lo cual tenemos actuaciones como ésta, dada a conocer por los medios de comunicación, y que está dirigida únicamente a crear las condiciones necesarias para que el enclave actual, previa limpieza o consolidación, sea accesible.

Desde ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ consideramos que, además de lo anteriormente expuesto, debe completarse la excavación arqueológica en toda la parcela (hacia el Este), no sólo en el área ya estudiada, a fin de descubrir el patio del Colegio Mayor de Cuenca; realizar una gestión que no sea de temporada y limitada (como tristemente se viene planteando desde la Sociedad de Turismo en otros bienes) y proyectar un museo o aula con suficiente entidad y relevancia para que El Botánico trascienda más allá del ámbito local.

Sin olvidar la excavación emprendida en 1856 para rescatar los restos de Fray Luis de León o que parte de la historia de la Universidad de Salamanca, pero también del desarrollo urbano de la ciudad, se concita y se entiende acudiendo a este lugar.

Respecto a esta última aportación son sobradamente conocidas las consecuencias que para Salamanca tuvo un conflicto bélico internacional ocurrido hace tan solo 200 años, como lo fue la Guerra de la Independencia, y que por sí solas son motivo suficiente para realizar una labor divulgativa (hoy día inexistente) entre la población local y entre quienes nos visitan, extrapolando los sucesos al contexto internacional y contemporáneo.

Además, es deseable que las piezas arquitectónicas halladas durante la excavación más las que, recordemos, el Museo Provincial de Salamanca custodia en sus almacenes desde su hallazgo en El Zurguén, sean convenientemente expuestas en el lugar del que proceden para su contemplación.

Es evidente que esta Asociación no solo realiza un análisis si no que plantea y propone, a diferencia de la Junta de Castilla y León (incapaz durante años de lograr que El Botánico llegase a contar con un vallado perimetral aceptable) quien se limita a estudiar el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Salamanca, también nos preocupamos por la conservación y el mantenimiento del patrimonio, alejándolo de cualquier amenaza que ahonde en su deterioro, y por darle la importancia histórica y cultural que merece, en base a su conocimiento, exposición e interpretación completas.

Por tanto, el proyecto que El Botánico merece, y en consecuencia la ciudad, es de mayor envergadura y requiere una visión más amplia y menos excusas. Para ello demandamos liderazgo desde el Ayuntamiento para implicar a otras Administraciones Públicas, diálogo con una pluralidad de expertos, historiadores y agentes y toda la financiación necesaria. Hasta ahora nada de esto ha sucedido y lamentablemente estamos acostumbrados a que así sea.

Por último, «queremos cuestionar la idoneidad de ideas que se pretenden llevar a cabo con el proyecto municipal como el tránsito de visitantes por la Calle Mayor de la Judería o la plantación de nuevas especies arbóreas en la parcela, a excepción del necesario muro vegetal que oculte el infausto aparcamiento subterráneo el cual mutiló este enclave e hipotecó el espíritu de esta zona de la ciudad», concluyen desde la Asociación.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba